Actualidad
Estiman que una de cada 143 personas padece ese mal

Realizan test rápido de detección de celiaquía en más de 30 hospitales bonaerenses



El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires conformó por primera vez una red de hospitales que ya incluye a 31 centros de salud provinciales y municipales donde se implementa un novedoso sistema de pruebas rápidas para detectar pacientes con celiaquía.

 

La celiaquía es una enfermedad que responde a una intolerancia al gluten presente en cereales como trigo, centeno o avena y se constituye en la patología de base de mayor prevalencia, superando a la diabetes, el asma y la epilepsia. Se estima que una de cada 143 personas la padece y que 40.000 habitantes de la provincia sufren este mal. No obstante, la gran mayoría no lo sabe.          

                                                                                            

En ese sentido, el Ministerio de Salud provincial creó, a través de su Dirección de Patologías Prevalentes, el primer Programa de Celiaquía en la provincia (CeliaRed) desde donde ya se distribuyen a 31 hospitales test rápidos para detectar a pacientes que padecen esta enfermedad. La información está siendo sistematizada por CeliaRed con el objetivo de crear el primer registro de pacientes celíacos de la provincia.      

 

Buscamos que los médicos empiecen a pensar en celiaquía cuando los pacientes presentan determinados síntomas. Por ejemplo, hasta ahora, un paciente con uñas quebradizas, caída de cabello o sequedad de la piel era derivado a otros especialistas sin pensarse que detrás de estos trastornos podía esconderse un cuadro de celiaquía”, señaló Pablo Arrúa, coordinador del Programa de Celiaquía de la cartera sanitaria. 

         

En ese sentido, dijo que en los últimos años han comenzado a detectarse más casos de la enfermedad, pero explicó que “esto no se debe a que haya más celíacos sino que antes no se los buscaba y ahora se hacen visibles”.

          

La necesidad de identificar a los pacientes es imprescindible ya que el diagnóstico tardío implica complicaciones que pueden derivar en desnutrición severa, hemorragias, infecciones intercurrentes, abortos espontáneos, entre otras patologías.

 

 

Las pruebas

 

Hasta la puesta en marcha de este programa, sólo cincos hospitales de la Provincia podían detectar celiaquía, y lo hacían a través de un complejo sistema de biopsia y endoscopía. Para los pacientes de distritos lejanos implicaba un largo viaje y una intervención quirúrgica. 

 

Si bien el nuevo sistema de detección a través del test no reemplaza al anterior -porque se trata de un estudio de probabilidades y no de un diagnóstico definitivo-, el nuevo método permite conocer en un alto porcentaje de certeza si el paciente padece celiaquía. Esto le permite comenzar un tratamiento con dieta alimentaria y observar si los resultados son positivos.  

          

A través de CeliaRed, los primeros 4.800 test –comprados por el Ministerio de Salud nacional-, ya fueron distribuidos a 18 hospitales que están bajo la órbita del Ministerio de Salud provincial y a 13 hospitales municipales.  

         

De este modo, ante la sospecha de un paciente celíaco estos hospitales realizan una prueba denominada “score de riesgo”, basada en criterios clínicos, donde el paciente responde preguntas sobre síntomas y patologías previas. Estos datos permiten determinar probabilidad de celiaquía en una escala que va del 20 al 100 por ciento. Si el paciente registra alguno de estos porcentajes se le realiza el test de sangre que distribuye CeliaRed y  en caso de ser positivo ya está en condiciones de comenzar un tratamiento alimentario especial y demás medidas para contrarrestar la enfermedad.

 

Esta información ya comenzó a cargarse en un software informático del Ministerio de Salud para constituir el primer Registro Provincial de Pacientes Celíacos. A la fecha, sobre los primeros 446 test realizados, 33 resultaron positivos.

           

Estos test permiten identificar la patología mediante muestra de sangre de los pacientes, ya que detectan los anticuerpos que el organismo genera para rechazar el gluten”, indicó Arrúa. “No es una prueba definitiva pero brinda un alto valor predictivo. Si el test da positivo el paciente ya puede comenzar a cuidarse y puede hacer también la prueba definitiva mediante biopsia y endoscopía en los cinco centros de referencia provincial”, indicó el profesional.

 

 

La enfermedad

 

A partir de un estudio de prevalencia de la enfermedad -el único de su tipo a nivel nacional- realizado en los últimos años por el especialista Juan Carlos Gómez, del hospital provincial San Martín de La Plata, se determinó que una de cada 143 personas es celíaca.

 

Juan Carlos Gómez junto a la doctora Adriana Crivelli, del hospital San Martín, y al doctor Eduardo Cueto Rúa, referente en celiaquía del hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata, asesoran al programa CeliaRed del Ministerio de Salud.

 

La anemia, la osteoporosis, los abortos espontáneos, la anorexia y hasta la depresión pueden llegar a ser, más que enfermedades en sí, síntomas de la enfermedad celíaca, el mal que se caracteriza por la intolerancia al gluten presente en el trigo, la cebada, el centeno y la avena.

          

Esta situación se genera porque los ‘pelitos’ que recubren el intestino delgado -encargados de absorber los nutrientes que aportan los alimentos-, se inflaman y atrofian por efecto del gluten, por lo tanto pierden la capacidad de absorción.

 

De este modo, una persona que por ejemplo sufre diabetes u osteoporosis, si no se hace un análisis específico para certificar si es celíaco puede pasar años de padecimientos sin hallar los motivos.

 

Especialistas del Ministerio de Salud sostiene que buena parte de los celíacos padecen anemia durante un promedio de cinco años hasta que se enteran de que el origen de ese déficit de hierro reside en su intolerancia al gluten.

 

Con sólo excluir de la dieta estos elementos, la persona puede tener una excelente calidad de vida, aseguran los profesionales. Pero de lo contrario, a largo plazo, la celiaquía no tratada puede derivar en enfermedades graves como linfomas, cáncer de esófago o faringe.

 

La enfermedad celíaca puede tener una enorme variedad de manifestaciones. Las clásicas y más conocidas por los médicos son la desnutrición, el vientre hinchado y la anemia.

 

Sin embargo, muchas veces esos síntomas no aparecen, pero sí surgen enfermedades asociadas a la celiaquía como alteraciones del crecimiento en los chicos; raquitismo; esterilidad; osteoporosis; abortos a repetición; depresión; anorexia intensa y tumores.