Actualidad
Frecuente en verano

Cómo prevenir el pie de atleta



Una de las infecciones más comunes es la micosis de la piel o dermatofitos y, en particular, aquella que afecta los pies, más conocida como pie de atleta. Durante el verano, el uso de calzado oclusivo y  la sudoración excesiva predisponen a la aparición de la forma aguda de esta afección.

 

El contagio se produce por el contacto con otras personas infectadas a través de las esporas del hongo, lo cual es muy frecuente en las piletas de natación o en los vestuarios de clubes. La infección comienza con lesiones vesiculares entre los dedos y en la planta del pie acompañado de una intensa picazón. A veces también aparecen lastimaduras secundarias en forma de vesículas en zonas distales como las manos, son estériles y constituyen una reacción inmunológica al hongo.

 

La forma crónica de la infección  se manifiesta como placas rojizas, descamativas en la planta del pie, con fisuras entre los dedos, en particular en el espacio entre el tercer y cuarto y entre el cuarto y quinto dedo. En estos casos es común que las uñas del pie también estén afectadas con onicomicosis.

 

Dado que las lesiones se asemejan a las vesículas de un eccema o dishidrosis, el diagnóstico se debe confirmar a  través del raspado de una lesión y el hallazgo del hongo en la muestra directa o el cultivo.

El tratamiento del pie de atleta consiste en la aplicación de cremas antifúngicas una o dos veces al día durante cuatro semanas. En caso de lesiones muy extensas y siempre en el caso de que las uñas también estén afectadas, el tratamiento se realiza con medicación por vía oral durante tiempo prolongado.

 

Para prevenir la micosis de los pies:

 

- Mantenga la piel limpia y procure secarse bien los pies después de bañarse.

 

- No comparta ropa ni toallas con otras personas.

 

- Cuando está en el club o en el gimnasio, no ande descalzo en los vestuarios y duchas, utilice ojotas o sandalias

 

- Cambie las medias todos los días

 

- Utilice calzado deportivo solo cuando haga deportes o ejercicio

 

- Si un miembro de la familia tiene una micosis de piel, debe tratarse para evitar el contagio

 

- Si tiene pie de atleta, al vestirse póngase primero las medias antes de la ropa interior para evitar que la infección se disemine a otras partes del cuerpo

 

Las micosis del pie también son frecuentes en los niños y adolescentes, por lo que es aconsejable un examen periódico del área por el pediatra de cabecera durante los controles médicos como parte de la promoción y educación de la salud.