Actualidad
Entrarán en vigor en 2012

EEUU aprueba normas más duras para los protectores solares



Los envases de las cremas solares deberán advertir que los filtros de protección menores a 15 no evitan el envejecimiento ni el cáncer de piel. Así lo decidió la Food And Drug Administration (FDA), organismo que regula los alimentos y medicamentos en EEUU.


 Las reglas, que entrarán en vigor el próximo año, también determinan que los productores de estas pantallas tampoco podrán etiquetar sus protectores como resistentes al agua o al sudor, y en caso de que lo hagan, deberán aclarar por cuánto tiempo resisten.


Las nuevas medidas precisan que las cremas deberán proteger contra los Rayos Ultravioletas (UV) y de los de longitud de onda larga (UVA), que causan el bronceado, pero también arrugas, el envejecimiento y cáncer de la piel.


A partir de estas reglas nuevas, solamente los bronceadores con una protección mayor a factor 15 podrán informar en sus etiquetas que ayudan a prevenir el cáncer de piel, en aumento en todo el mundo.


Las nuevas normas, aprobadas recientemente se debaten desde hace más de tres décadas, precisamente desde 1978. Pero el organismo de EEUU evaluaba si detener o no la carrera de las compañías que siempre lanzaban cremas con filtros de protección solar cada vez más altos.


Aunque en el mercado existen cremas con filtros de protección solar de 70, 80 y hasta 100 se comprobó que ofrecen poca diferencia respecto a un protector de 50. En ese sentido, la FDA también propuso prohibir las cremas con filtros solares mayores a 50, pero al parecer no fue aceptada.


El portavoz de la Academia estadounidense de Dermatología, Henry Lim, dijo que ahora "los dermatólogos podrán aconsejar a sus pacientes que protección solar elegir".


El mismo organismo evaluará en los próximos meses si los protectores que vienen en presentaciones de spray brindan la cantidad suficiente de crema y cuáles son los riesgos si se inhalan.


Varios organismos de salud de todo el mundo advierten desde hace años que el cáncer de piel aumenta en muchos países y denunciaban la falta de información clara y certera sobre los protectores solares para cuidarse de los rayos del sol.