Actualidad
Crece la población mayor de 60 años

Argentina impulsa ante la ONU una nueva convención de derechos para adultos mayores



El embajador argentino ante la ONU, Jorge Argüello presidió en Nueva York el cierre de la "Segunda Sesión del Grupo de Trabajo sobre Envejecimiento de las Naciones Unidas", y afirmó que "la Argentina impulsa la adopción de una nueva convención de derechos humanos sobre adultos mayores".


Argüello, quien preside este grupo de trabajo, destacó que el éxito de esta convocatoria marca, a las claras, que existe una necesidad concreta de atender la problemática creciente de las personas mayores en todo el mundo", se informó en un comunicado.


Asimismo, el representante argentino ante la ONU resaltó que "la postura de la Argentina es clara: promovemos la sanción de una nueva Convención de Derechos Humanos, la de los Adultos Mayores" y agregó que "estamos generando las condiciones políticas propicias para que la ONU adopte esta nueva Convención".


En ese sentido, el embajador recordó que "primero fueron los niños, luego las mujeres... ha llegado el momento de atender la problemática creciente de los mayores".


Con una masiva participación de las delegaciones de la mayoría de los países miembros de las Naciones Unidas y de organizaciones no-gubernamentales de todo el planeta, concluyó hoy en la sede de la ONU, en Nueva York, la "Segunda Sesión del Grupo de Trabajo sobre Envejecimiento de las Naciones Unidas".


Este equipo fue creado por la Asamblea General de la ONU en diciembre de 2010 para examinar el marco internacional vigente en materia de derechos humanos de las personas de edad y determinar sus posibles deficiencias y la mejor forma de subsanarlas, incluso mediante el estudio de la viabilidad de nuevos instrumentos.

 
En su primera sesión, en abril de 2011, el Grupo analizó el marco y los mecanismos internacionales y regionales actuales en materia de derechos humanos de los adultos mayores.


En esta segunda sesión, los participantes del Grupo, que incluyen tanto a Estados Miembros como a representante de la sociedad civil, discutió, con mayor detalle y por 4 días, problemas específicos que afectan a los adultos mayores en todo el mundo tales como: violencia y abuso, el derecho a la salud, la protección social y las cuestiones relativas a la exclusión social en razón de la edad.


El envejecimiento de la población mundial es un fenómeno sin precedente, que continuará. Durante el siglo XX, la tasa de adultos mayores se ha incrementado y se espera que la tendencia se mantenga durante el siglo XXI.


En 2010, el 10% de la población tenía 60 años o más. Para 2025 la tasa proyectada es de 15,1% y para 2050, de 25,5.


La Delegación Argentina estuvo presidida por Mónica Roqué, directora de Políticas para Adultos Mayores, de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Social; Maria Teresita Ithurburu, titular de la Unidad Desarrollo Estratégico y Gestión para la Calidad; y Marcela Bordenave, de MRECIC, entre otros.

En tanto, el 12 de este mes Argüello brindará una conferencia sobre las negociaciones que se llevan adelante en la ONU sobre la problemática de los adultos mayores en la Facultad de Derecho de la UBA, en el marco de las "Jornadas sobre los derechos de las personas mayores. Liderando el proceso de protección e integración. Hacia una Convención Internacional".