Actualidad
Trabajo publicado en “New Scientist”

Afirman que demasiada azúcar en sangre envejece la piel



Las golosinas sacian la gula pero también hacen parecer más viejo, ya que cuanta mayor cantidad de azúcar hay en sangre más envejecida se ve la piel, lo que hace parecer a una persona hasta dos años mayor, según un estudio holandés de la Universidad de Leiden publicado por New Scientist.

Los investigadores subdividieron a 569 voluntarios sanos en tres grupos, según sus concentraciones (baja, media o alta) de glucosa en sangre después de una comida).

En forma paralela, examinaron a 33 diabéticos con valores de glucosa aún más altos. Después de ello pidieron a 60 personas que vieran las fotos de los voluntarios y trataran de calcular su edad.

El resultado mostró que con niveles de azúcar en sangre más altos, la gente parecía más vieja, incluso considerando los otros factores que influyen, como la edad real, el tabaco, los bronceados y el índice de masa corporal.

La diferencia entre el grupo con baja glucosa y los diabéticos llegaba hasta un año y siete meses, pasando de un promedio de 59,6 años a 61,2. Pero también entre los no diabéticos, la diferencia fue de un año entre las personas con niveles más bajos y más altos de la sustancia respectivamente.

En conjunto, hay una diferencia de cinco meses en la edad percibida por cada 0,18 gramos de aumento de glucosa por litro de sangre.

"Lo que sucede en el cuerpo -comentó David Gunn, uno de los coordinadores de la investigación- está escrito en nuestro rostro".

"Si bien se conocen vías por las cuales una alta glucosa podría estar influyendo en el envejecimiento facial -agregó- hace falta más investigación para identificar cuál es realmente la causa subyacente del fenómeno".

"Los resultados del estudio -se hizo eco Diana van Heemst, del Centro Médico de la Universidad de Leiden- muestran una vez más qué importante es la regulación de los niveles de glucosa en sangre para el bienestar y la salud en la mediana edad avanzada".

"El beneficio de parecer más joven -concluyó- podría proporcionar una motivación extra para mantener un estilo de vida saludable en la gente de entre 50 y 70 años".