Actualidad
Los beneficios de la infusión

Afirman que quienes toman verde se mantendrían más ágiles al envejecer



Los adultos de más edad que beben habitualmente té verde pueden permanecer con el tiempo más ágiles e independientes que quienes no lo hacen, según un estudio japonés en el que participaron miles de personas.

La infusión contiene antioxidantes que ayudarían a evitar daños cerebrales que pueden conducir a enfermedades. Los investigadores han estado estudiando los efectos de la bebida en todos los aspectos, desde el colesterol al riesgo de ciertos cánceres, con resultados mixtos hasta ahora.

Para el nuevo trabajo, publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, los investigadores decidieron examinar si los bebedores de té verde tienen un riesgo menor de debilidad e incapacidad a medida que envejecen.

Yasutake Tomata, de la Facultad de Medicina de la Universidad Tohoku, y sus colegas siguieron a 14.000 adultos de 65 años o más durante tres años. El equipo halló que aquellos que bebieron más té verde eran menos propensos a desarrollar una "incapacidad funcional", o problemas con sus actividades diarias o necesidades básicas, como vestirse o bañarse.

Específicamente, casi el 13% de los adultos que bebían menos de una taza de té verde al día quedaron incapacitados funcionalmente, frente a apenas el 7% de quienes ingerían al menos cinco tazas al día de la infusión.

El consumo de la infusión “está asociado significativamente con un riesgo menor de episodios de incapacidad funcional, incluso después del ajuste por posibles factores variables", dijeron Tomata y su equipo. Sin embargo, el estudio no demostró que sólo el té verde haga que las personas se mantengan ágiles cuando envejecen.

Los amantes de la bebida tenían generalmente dietas más saludables, que incluían más pescado, verduras y fruta, además de estar más preparados, tener un índice de tabaquismo inferior, menos ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares (ACV) y una mayor agudeza mental. También tendían a ser socialmente más activos y tenían más amigos y familiares en los que apoyarse. Pero aunque estos factores cuenten, el té verde se relacionó con un riesgo menor de incapacidad, dijeron los investigadores.

Quienes tomaban al menos cinco tazas de té al día tenían un tercio menos de posibilidades de desarrollar minusvalías que quienes bebían menos de una taza al día. Quienes tomaban en promedio tres o cuatro tazas al día tenían un riesgo un 25% inferior.

Pese a que no está claro cómo podría contribuir el té verde contra la discapacidad, el equipo de Tomata señaló que un estudio reciente halló que los extractos de té verde parecen reforzar los músculos de las piernas de las ancianas.

Aunque la infusión y sus extractos son considerados seguros en pequeñas cantidades, contienen cafeína y pequeñas cantidades de vitamina K, lo que significa que puede interferir con medicamentos anticoagulantes.