Columnistas
Dra. Cynthia Vartalitis – Médica pediatra FUNCEI

Por una Navidad con juguetes seguros

Por: Dra. Cynthia Vartalitis Médica pediatra FUNCEI

Por: Dra. Cynthia Vartalitis

Se aproximan las fiestas y, como todos los años, reaparece la fiebre de las compras navideñas y el apuro por elegir regalos. A la hora de seleccionar un juguete en la inmensa variedad de ofertas, es importante detenerse unos instantes y considerar no solo si le gustará al niño, sino también si es apropiado para su edad y si es seguro.

Los menores de tres años que suelen llevarse todo a la boca. Por ende, los juguetes para ellos no deben ser pequeños y se recomienda que tengan un tamaño mayor a cinco centímetros. No deben ser desarmables ni tener piezas que puedan desprenderse e ingerirse. En la actualidad, muchos funcionan a batería y no son aptos para los niños de tan corta edad porque contienen pilas botón que representan un peligro, ya que son fáciles de tragar y dentro del tracto digestivo eliminan sustancias corrosivas que provocan lesiones muy graves. También se debe prestar atención a los materiales de los juguetes, que deben estar hechos de sustancias no tóxicas y no inflamables.

En el caso de los chicos más grandes, si eligen espadas o pistolas de juguete, hay que cuidarse de que no tengan puntas agudas o bordes filosos y que los proyectiles sean de baja potencia. Los juegos de química no son aptos para niños menores de 12 años, ya que pueden causar fuego o explosiones y a veces contienen elementos nocivos que causan envenenamiento, por lo tanto siempre deben ser usados con la supervisión de un mayor.

Regalos que no son juguetes

Hoy en día, ya no es inusual que se obsequien cuatriciclos. Estos rodados, que no son para jugar, pesan alrededor de 200 kilos y pueden alcanzar una velocidad de 140 kilómetros por hora, por lo que son capaces de causar accidentes graves en niños y adultos. Muchas veces también se regalan mascotas. Es importante recordar que los animales no son muñecos y que los chicos deben aprender a cuidarlos.

Por último, es importante hacer una mención especial a los fuegos artificiales y la pirotecnia, que nunca deben ser manipulados por menores.

A pesar de todas las limitaciones y precauciones que deban tomar, existe una amplia variedad de juguetes divertidos, didácticos y seguros para todas las edades. En lo personal, pienso que un libro de cuentos siempre es un lindísimo regalo.