Actualidad
Hallazgo publicado en “Nature”

Descubren 83 nuevos genes que predisponen a la esquizofrenia



Un equipo internacional de científicos descubrió 83 nuevos genes hasta ahora desconocidos que incrementan el riesgo a sufrir de esquizofrenia, un hallazgo "revolucionario" para el potencial desarrollo de tratamientos.

La investigación encabezada por expertos de la Universidad de Cardiff, en Gales, publicada en la revista Nature, concluyó que gracias al mayor estudio genético mundial de la enfermedad se puede establecer que la esquizofrenia tiene causas biológicas, como ocurre con otras enfermedades.

Durante años los científicos habían relativizado el papel que los genes tienen en esta condición, que afecta a más de 24 millones de personas en todo el mundo.

Pero ahora un equipo con investigadores en 35 países examinó la composición genética de 37.000 personas con esa enfermedad y las comparó con las de 110.000 personas sanas.

Los científicos descubrieron más de 100 genes que hacen que las personas sean más susceptibles a la esquizofrenia, 83 de los cuales nunca antes habían sido identificados.

Muchos de estos genes están involucrados en la transmisión de mensajes químicos en el cerebro.Otros tienen injerencia en el sistema inmune de las personas, afectando las defensas naturales del cuerpo contra enfermedades.

El profesor Michael O'Donovan de la Universidad de Cardiff, que encabezó el estudio, afirmó que durante muchos años "había sido difícil desarrollar nuevas líneas de tratamiento para la esquizofrenia, principalmente por la falta de conocimiento acerca de la biología de la enfermedad".

"Haber hallado toda una serie de asociaciones genéticas abre ahora una ventana para experimentos bien informados con el fin de revelar la biología de esta condición y finalmente hallar nuevos tratamientos de cura", subrayó.

Por su parte, el profesor David Curtis, del University College London y uno de los colaboradores del informe, dijo a la BBC que la investigación "pone a la psiquiatría en la misma categoría que otras partes de la medicina".

"En el pasado habíamos tenido dificultades con la idea de que las condiciones psiquiátricas no eran enfermedades 'reales', con los primeros estudios genéticos habían tenido un éxito limitado. Ahora podemos demostrar con confianza que hay procesos biológicos subyacentes", destacó.

Para Gerome Breen, del King's College de Londres, se trata de un descubrimiento "revolucionario".

"Tenemos ahora una gran cantidad de nueva evidencia biológica para investigar, toda una serie de ideas que podrían proveer de potenciales avenidas para tratamientos. Esto es crucial, ya que las terapias de drogas contra la esquizofrenia no habían cambiado mucho desde los años 70", agregó.

Sin embargo, Beth Murphy, de la entidad benéfica Mind, dijo que aunque el estudio "es un paso prometedor e interesante", debe ser "vital" que los profesionales de la salud reconozcan la necesidad de una posición holística a la hora de tratar en la actualidad a aquellos que sufren de esquizofrenia y trastornos bipolares".

La esquizofrenia es un diagnóstico psiquiátrico en personas con un grupo de trastornos mentales crónicos y graves, caracterizados por alteraciones en la percepción o la expresión de la realidad.

La enfermedad causa además una mutación sostenida de varios aspectos del funcionamiento psíquico, principalmente de la conciencia de realidad, y una desorganización neuropsicológica más o menos compleja, en especial de las funciones ejecutivas, que dificulta mantener conductas motivadas y dirigidas a metas, y que lleva también a una significativa disfunción social.