Actualidad
Gracias a campañas preventivas

Estiman que en 2017 se reducirán los casos de dengue en el país



Las autoridades de Salud de la Nación y de la Ciudad de Buenos Aires confían en que bajarán los casos de dengue, zika y chikungunya en el verano de 2017 gracias a las campañas de prevención, tras un inicio de 2016 con la peor epidemia de dengue de los últimos 25 años en Argentina.

El ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, aseguró que "la medida preventiva más importante para que no haya aumento de casos en el verano ha sido trabajar durante el invierno", según un comunicado emitido por su cartera.

"Hemos hecho todo el esfuerzo necesario para tratar de tener las medidas preventivas y las campañas de información para que la población sepa que tiene que descacharrizar, porque el mosquito es intra y peridomiciliario", aseveró el funcionario, quien recordó que "los métodos complementarios son la fumigación, el diagnóstico temprano para cortar la cadena epidemiológica y el uso de repelentes".

Por su parte, el subsecretario de Planificación Sanitaria porteño, Daniel Ferrante, ratificó que "desde mayo se aplicó un plan integral muy importante para eliminar los criaderos, educar a los vecinos y mantener un activo monitoreo del mosquito".

"Este verano con el trabajo de prevención que realizamos todo el año entendemos que estamos algo mejor en el control ambiental y de los criaderos del mosquito", aseguró a Télam Ferrante, quién precisó que "en la misma semana de diciembre del año pasado se reportaban más casos provenientes de otros países y de las provincias del Norte, que son las principales causas de transmisión por viajes".

En el último Boletín Integrado de Vigilancia publicado el 23 diciembre, la Dirección Nacional de Epidemiología y Análisis de la Situación de Salud confirmó la mejora en la situación por "el funcionamiento de la vigilancia y la identificación de situaciones de riesgo".

La dependencia sanitaria aseguró que se pasó del período "epidémico", en las primeras 25 semanas de 2016 cuando se registró la circulación viral de dengue, zika y chikungunya, a un período "interepidémico" desde la semana 27 hasta la actualidad.

Según el informe, desde julio "no se registra circulación activa de virus dengue u otros arbovirus", aunque señala que se identificaron dos casos de dengue serotipo 1 en Misiones y un caso autóctono en Córdoba, mientras están pendientes de confirmación "casos probables" en Buenos Aires, Chaco, Corrientes, Misiones y Salta. Ni los confirmados ni los probables registran antecedentes de viaje fuera del país.

Con respecto a la fiebre chikungunya durante la primera mitad de 2016 se registraron brotes en Salta (329 casos) y en Jujuy (9 casos), pero desde entonces no hubo nuevos casos autóctonos.

Por último, el zika tuvo un brote de transmisión vectorial entre las semanas 13 y 21 de 2016 en Tucumán con 25 casos confirmados. Desde entonces no se registraron nuevos casos autóctonos la enfermedad, aunque sí se identificaron 10 importados y se investigan otros 4.