Actualidad
Por Mariela Tesler.-

Los múltiples beneficios de los besos



Con el paso del tiempo y el apuro del día, el beso se transforma en un cachete de costado y un "pico" dibujado en el aire. Pero en realidad, esta práctica no debería menospreciarse, porque nos conecta íntimamente con nuestra pareja y logra lo que muchas veces se busca en pastillas milagrosas.

El contacto sentido nos enciende, nos potencia o nos aleja de la persona si es que no hay química entre los dos. Es que al besarnos no solamente se rozan nuestros labios, sino que también nos olemos  En este acto entran en juego las famosas feromonas, sustancias químicas naturales que todos despedimos y que nos atrapan o nos repelen.

Según los expertos, al besarnos liberamos hormonas como dopamina (que nos hace sentir placer y amor romántico); oxitocina (que nos hace sentir apego), serotonina (que disminuye los sentimientos de tristeza) y testosterona que induce y potencia nuestro deseo sexual.

Además, 34 músculos participan de la acción de besarse, acto que sube la presión sanguínea y acelera el pulso como consecuencia de la liberación de adrenalina.

Según un estudio publicado por Microbiome Journal, 80 millones  de bacterias se comparten con el intercambio de fluidos de cada beso, algo que es bueno, ya que nuestro sistema inmunológico se ve por ello totalmente fortalecido.

Por último, muchas personas utilizan el beso como forma de conocer si serán compatibles, porque el primero puede decirnos mucho sobre la química entre dos personas.

Asimismo, para la pareja con apatía sexual, volver al beso apasionado es un gran ejercicio. Utilizar la lengua, recorrer los labios con cuidado con mordiscos y algún jugueteo son técnicas muy usadas por los sex coachs.

*Mariela Tesler es Sex Coach experta en parejas.