Actualidad
Publicado en Neurology

Identificaron los mejores test para predecir el Alzheimer



Investigadores estadounidenses afirmaron que combinar un test de imágenes específicas del cerebro con una prueba de memoria parece ser el mejor enfoque para pronosticar la enfermedad de Alzheimer. Los resultados fueron seleccionados de un gran estudio actual que analiza varias pruebas de imágenes del cerebro con marcadores biológicos para identificar a los pacientes con problemas cognitivos que desarrollarán Alzheimer.


"Cuando se miran de forma independiente, son todos útiles para pronosticar la conversión a la enfermedad y el declive", dijo Susan Landau, de la University of California, Berkeley, cuyo estudio apareció en la revista Neurology. “Pero lo nuevo fue que pusimos todas las cosas juntas en el mismo modelo estadístico y las comparamos para ver cuáles eran las más útiles", señaló la especialista.


Para el estudio, los investigadores hicieron test de memoria y del cerebro sobre 85 personas con una leve deficiencia cognitiva, que participaban del gran estudio Alzheimer's Disease Neuroimaging Initiative. Las pruebas incluyeron un test de memoria episódica, en el cual el paciente debe recordar correctamente una lista de palabras. También fueron examinados para ver si tenían una variante del gen APOE, que está asociado con el cuadro.


Los científicos hicieron pruebas de imágenes por resonancia magnética (IRM) para medir el volumen del cerebro en el hipocampo, la parte del cerebro responsable del aprendizaje y la memoria. También midieron proteínas llamadas tau y beta amiloides, relacionadas con la enfermedad degenerativa. Por último, realizaron una tomografía por emisión de positrones (TEP) para evaluar cómo el cerebro usa la glucosa.


Cuando compararon la efectividad de cada prueba para predecir la aparición del Alzheimer, dos emergieron como los mejores. "Las personas que tuvieron los peores resultados en esos dos test eran casi 12 veces más propensos a sufrir la enfermedad que aquellas que tuvieron marcadores normales", dijo Landau.


Los pacientes en el estudio tenían entre 55 y 90 años y fueron seguidos por un promedio de 1,9 años. Durante ese tiempo, 28 de los 85 participantes desarrollaron Alzheimer. Varios equipos están trabajando para hallar mejores alternativas para detectar la enfermedad, con la esperanza de desarrollar fármacos que la puedan combatir antes de que produzca un gran daño.


Los actuales tratamientos no pueden revertir el curso del Alzheimer, una forma de demencia degenerativa que afecta a más de 26 millones de personas en todo el mundo.