Actualidad
No había estadísticas desde 2010

Gobierno advierte sobre aumento de consumo de drogas entre los más jóvenes



El presidente Mauricio Macri afirmó este jueves que "necesitamos menos relato y más hacer", luego de advertir que creció el consumo de drogas en la franja comprendida entre los 12 y los 17 años, de acuerdo a cifras relevadas por la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar).

De acuerdo al revelamiento, el porcentaje de gente que consumió alguna droga ilícita en el último año (sin contemplar a la marihuana) pasó de 1,1% en 2010 al 2,1% en 2017.

El cannabis es, por lejos, la sustancia más usada en Argentina: el número de encuestados que admitió haberla fumado al menos una vez en el último mes pasó de 2,3% a 5,4% entre 2010 y 2017. Entre los adolescentes (12 a 17 años), la suba fue del 1,3% a 2,7%.

De acuerdo la Sedronar, 18 de cada 100 personas que hicieron uso recreativo de la marihuana en el último año manifestaron signos de dependencia.

"Hablar con la verdad es comunicar las cifras, aunque incomoden, es saber dónde estamos parados, para mejorar", estableció el mandatario, acompañado por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley; y el titular de la Sedronar, Roberto Moro.

Macri indicó, en un acto en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, que "desde 2010 que no teníamos estadísticas sobre la droga" y que en este caso "la Sedronar hizo un estudio que lamentablemente nos confirma que en todos estos años aumentó en los jóvenes de 12 a 17 años el consumo de alcohol, tabaco, marihuana y cocaína".

El mandatario alertó que "detrás de cada cifra hay un chico que se siente perdido, hay un docente que ve cómo su alumno tira su futuro por la ventana, o una madre angustiada que no duerme cada vez que su hijo sale de casa".

Por ello, aleccionó que "es necesario trabajar juntos las organizaciones, las familias, las escuelas, y es fundamental combatir las redes del narcotráfico, que son mafias que operan con total impunidad, como las que pretendían vender esas dos toneladas de cocaína que incautamos en el puerto de Bahía Blanca".

En la misma sintonía, Stanley apuntó que "los encuestados refieren sobre la facilidad para conseguir droga en cualquier lado, en la esquina de sus casas, y que no les pasa nada con el consumo" y por tanto "tenemos que trabajar mucho contra esos dos datos".