Actualidad
Está en estado terminal

Desconectan a bebé pese a negativa de sus padres



La Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH) autorizó el martes a dejar de mantener con vida a un bebé británico que sufre una enfermedad genética rara y terminal, pese a que sus progenitores libraron una batalla legal para sacarlo del hospital donde estaba internado y trasladarlo a EEUU para un tratamiento experimental.

En su fallo definitivo, la CEDH afirmó aprobar la forma en que los tribunales británicos trataron el caso y ordenó la suspensión de las medidas provisionales que se aplicaban a la espera de la decisión judicial final.

Connie Yates y Chris Gard, los padres de Charlie Gard, un bebé de 10 meses aquejado de una enfermedad genética rara, interpusieron una demanda a la CEDH en febrero de 2017 después de que el Tribunal Supremo británico hubiera autorizado poner término a la respiración artificial que se aplicaba al niño.

El hospital donde está ingresado el bebé, el Great Ormond Street Hospital en Londres, quería obtener la autorización para dejar de aplicar al niño la respiración artificial y los cuidados paliativos.

Los padres, en cambio, pedían a la corte que anulara la suspensión de los tratamientos con la idea de llevar al niño a EEUU.

El 6 de junio, el Tribunal Supremo británico falló a favor del hospital alegando que las perspectivas de curación del niño eran bajas y que la prolongación del tratamiento solo hacia prolongar el sufrimiento del bebé.

Los padres habían argumentado ante la CEDH que el tribunal británico privaba de forma ilegal a su hijo de su libertad de seguir un tratamiento en EEUU.

En dos ocasiones, la CEDH ordenó aplicar medidas provisionales hasta que el caso fuera examinado por la Cámara ad hoc, formada por siete jueces.

"Nuestros pensamientos están con los padres de Charlie porque sabemos que esta noticia les causará mucho sufrimiento", reaccionó el hospital londinense. "La decisión de la CEDH marca el final de un proceso muy difícil y nuestra prioridad ahora es proporcionar a los padres toda la ayuda posible mientras nosotros preparamos las próximas etapas", prosiguió la portavoz del centro.