Sexualidad
Por Celina Abud.-

#QuererPosta, una campaña para disminuir embarazos adolescentes

Por: Celina Abud

Por: Celina Abud

Una nueva campaña en el marco de la “Semana para la Prevención del Embarazo No Planificado en la Adolescencia 2017” se centrará este año en el consentimiento para las relaciones sexuales, con el fin de desnaturalizar la coerción y enfatizar en el derecho de adolescentes a decidir si quieren o no tenerlas, cuándo, dónde, cómo y con quien.

Se trata de la iniciativa de alcance nacional #Quererposta, en la que se realizarán distintas actividades presenciales y lúdicas en todo el país, entre las que se destacan una radio abierta en el Planetario este jueves 21 de septiembre, a las 14, además de distintos spots digitales.

La campaña, presentada este miércoles, es liderada por la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), UNICEF, FUSA AC, la Red Nacional de Jóvenes y Adolescentes para la Salud Sexual y Reproductiva (RedNac), Amnistía Internacional, el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) y Fundación Huésped, y cuenta con el apoyo del programa “Hablemos de todo” de la Dirección Nacional de Juventud.

Los spots digitales estuvieron a cargo del youtuber Julián Torres, más conocido como Julianero, quien en un lenguaje dirigido a los adolescentes explica los derechos de los adolescentes, entre ellos “querer tener un hijo o no” y a acceder a información clara, mensaje que cobra relevancia si se toma en cuenta que el 69% de las madres de entre 15 y 19 años atendidas en el sistema público, declaró no haber planificado su embarazo.

También participó de otro spot bajo el lema “Coerción sexual no. Consenso ¡sí!”, ya que una gran cantidad de relaciones íntimas en la adolescencia se produce como consecuencia de coerción sexual sobre las jóvenes, incluso de parte de sus novios o parejas, por medio de violencia, amenazas, insistencia verbal o engaño, chantaje emocional, presión, así como incitación al consumo de alcohol o drogas.

Pero el más destacado es sin duda un rap llamado “Querer Posta”, en el que el youtuber incluye frases que aluden a la idea de que no está mal mirar pornografía, pero que no se tome como una guía; el uso del preservativo; que no está mal preguntar si se tienen dudas; el acceso gratuito a los anticonceptivos, así como también a la pastilla del día después (anticoncepción hormonal de emergencia) y a la educación sexual en las escuelas, entre otras cosas.

“Estamos muy contento de que un varón como Julianero, pueda hablarle a otros varones adolescentes”, dijo Gisela Grunin, encargada de Comunicación y Prensa de FEIM durante la presentación. Mientras que el youtuber afirmó: “El tema del maltrato es sensible y yo acepté el desafío. Es mi primera campaña de este tipo y fue un desafío. Desde hace 5 años que trabajo con Youtube y pensé mucho en cómo dar el mensaje, para evitar malas interpretaciones. Y la mejor manera que se me ocurrió fue decirlo directamente”.

Desde FEIM aseguran que la violencia sexual tiene alto nivel de naturalización, por lo que es importante trabajar para eliminar los mitos vinculados a ella.  “Este es un problema invisibilizado, lo cual nos preocupa mucho. Tenemos que tener en cuenta que en el país, alrededor de 300 adolescentes se convierten en madres, y la gran mayoría no lo planificó”, destacó Mabel Bianco, presidenta de la Fundación. En la misma línea, la representante de Unicef Ana de Mendoza dijo que “esta campaña pone en evidencia las relaciones de poder”.

El cronograma de las actividades en todo el país puede consultarse en este link mientras que los contenidos digitales de la campaña se encuentran en la web www.quererposta.org.

¿Qué implica el consentimiento?

Remite a estar de acuerdo con la otra persona sobre si quieren tener relaciones, cómo cuidarse juntos para prevenir un embarazo no planificado y elegir juntos el método anticonceptivo así como también la elección del lugar para tener sexo. El consentimiento no vale para otra ocasión sino que tiene que renovarse con cada relación. Cabe aclarar que si no hay acuerdo hay violencia sexual y si no se acuerda en el método anticonceptivo hay abuso de poder.

Derechos

Los adolescentes tienen derecho a disfrutar sus relaciones sexuales, elegir si quieren o no tener hijos con quien y cuántos, recibir educación sexual en la escuela, obtener información clara sobre salud sexual y reproductiva sin el acompañamiento de un adulto, recibir el método anticonceptivo gratuito en hospitales y en centros de salud así como interrumpir un embarazo si es producto de una violación o si la vida o la salud de la madre corren riesgos.

En cuanto a los métodos, se pueden elegir preservativos, pastillas o implantes hormonales y DIU, todos disponibles en forma gratuita en hospitales, centros de salud, obras sociales y prepagas. Los condones son los únicos que además protegen de las infecciones de transmisión sexual. Y en caso de relación sin protección se puede acceder a la “pastilla del día después” en hospitales o centros de salud públicos.

Mitos falsos a erradicar

Con simpáticos GIFS, se ilustran falsas creencias en torno a las relaciones sexuales.

• “En la primera relación sexual no puede producirse un embarazo”. Existen las mismas posibilidades que en cualquier otra relación sexual no protegida.-

“Usar preservativo disminuye el placer y el momento de ponerlo corta el clima”. El condón es muy delgado, no quita sensibilidad y puede incluirse en los juegos previos. Además protege de las infecciones de transmisión sexual.

• “Ceder ante la presión para no usar preservativo es una muestra de amor”.  Cuando una pareja se respeta, se cuida con el método anticonceptivo que elija si quiere evitar el embarazo.

• “Si el hombre asegura que controla y eyacula afuera evita el embarazo”. Antes de la eyaculación, sale por el pene un líquido lubricante que contiene espermatozoides.

El embarazo adolescente, en números

Anualmente nacen en Argentina entre 2.800 y 3.200 bebés de madres menores de 15 años,

• El 82% de los nacimientos de madres precoces corresponde a las de 14 años y el 18% restante, a niñas de 13 o 12 años o incluso menores.

• Según la Encuesta de Salud Sexual y Reproductiva (ESSyR) de 2013, el 44,2% de las mujeres y el 53,2% de los varones de entre 14 y 19 años se había iniciado sexualmente. A su vez, el 4,2% de las adolescentes declaró haber sufrido coerción en su primera relación sexual.