Actualidad
Padecimiento asociado a otros malestares

Estiman que el dolor de cabeza afecta a la mitad de los niños

Así lo remarcó un informe de la Asociación Argentina de Cefaleas (AAC). Especialistas opinan que el aumento de los casos en chicos “no cesa”. Suelen ir acompañados de fotofobia, sonofobia y vómitos.



Cerca de la mitad de los chicos sufre de dolor de cabeza por causas físicas que cuentan con tratamiento, alertó hoy un informe de la Asociación Argentina de Cefaleas (AAC). Este malestar en la infancia, de acuerdo al estudio médico, tienen una alta frecuencia de aparición, dado que es un síntoma que acompaña a un amplio espectro de enfermedades, que van desde un proceso infeccioso simple de las vías respiratorias, hasta aquellas que son consideradas graves por causa cerebrales.


Un trabajo presentado en el encuentro internacional Neurology 2002, aludido por la AAC, destacó que sobre 27.000 casos analizados en distintos países, entre el 37 y el 51% de los niños de 7 años había presentado episodios de significativa cefalea.


Noemí Tinetti, miembro titular de la AAC y coordinadora General Area de Diagnóstico y Tratamiento Cefaleas Infanto Juveniles del Equipo médico del Sol, reconoció que el aumento de los casos en niños “no cesa y preocupa su evolución, ya que existe una correspondencia con la suba de otros malestares".


Tinetti indicó que entre las causas de los dolores de cabeza "en los menores de 6 años, suelen predominar los síntomas gastrointestinales y podemos encontrar cuadros de intensos vómitos, que en ocasiones puede llevar al niño a un estado de deshidratación". Añadió que "en otros pacientes pueden darse episodios de importante dolor abdominal y llanto, o la presencia de vértigos paroxísticos que se acompañan de náuseas y miedo, conocidos como síndromes periódicos".


La especialista precisó que "el dolor de cabeza es frecuentemente bilateral, de carácter opresivo, acompañado de fotofobia y sonofobia -molestia a la luz y el sonido- y vómitos, con duración comúnmente de menos de una hora", para luego aclarar que "si la intensidad del malestar es severo se trata de una migraña, pero si es leve o moderada podríamos estar frente a una cefalea de tipo tensional".


En cuanto al tratamiento, Tinetti señaló que "cuando los episodios de dolor de cabeza son ocasionales, se indicarán medidas generales como facilitar el reposo en un ambiente silencioso, oscuro y con temperatura adecuada, para favorecer el sueño ya que los episodios de cefaleas característicamente son breves".


Destacó que "si el niño consigue dormirse al despertar estará sin dolor y sólo si fuera necesario, de acuerdo a la intensidad del malestar se pueden utilizar medicamentos especiales".

 
Insistió en que "todos los tipos de cefaleas son tratados en forma integral, por eso es importante educar al paciente y a sus padres sobre la importancia de cumplir con el tratamiento, así como de la detección de los síntomas que pueden alertar sobre otras enfermedades".

Dejá tu comentario