Actualidad
Boletín Epidemiológico

Últimos datos sobre dengue en Sudamérica



El dengue continúa circulando por el sur de América y entre los países más afectados se encuentran Bolivia y Brasil. Por su proximidad a la Argentina, las autoridades sanitarias locales  intensifican los controles y la difusión de las medidas preventivas para evitar nuevos casos locales.

El dengue es considerado en la actualidad como la principal enfermedad viral transmitida por mosquitos en el mundo. La OMS estima que se reportan 50 millones de casos de dengue por año, y que unos 2 mil millones de personas se encuentran en situación de riesgo de contraer esta infección causada por un grupo de virus conocidos como virus del dengue 1, 2, 3 y 4.

La situación en Bolivia

El Ministerio de Salud de Bolivia declaró en emergencia sanitaria a las ciudades de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, por la seria epidemia con circulación de Dengue tipo 1 y 2. La declaración de alerta supone la intervención inmediata de las autoridades de salud con medidas para evitar la propagación del vector como por ejemplo fumigación y limpieza.

Además, este organismo prometió movilizar a 3 mil personas, entre ellas profesionales, voluntarios, personal de salud y efectivos de las Fuerzas Armadas, para, entre otras cosas, eliminar los posibles criaderos de mosquitos Aedes aegypti.

Panorama en Brasil

A fines de noviembre de 2011 fueron notificados 742.364 casos sospechosos de dengue en todo el país. Circulan los cuatro serotipos virales (Dengue 1 a 4), siendo los más comunes el 2 y el 4.

Entre las comunidades más afectadas se encuentran Manaos y Río de Janeiro. Además, es el primer verano que circula dengue tipo 4 en el estado de Bahía. En todo el país, fueron seleccionadas 1159 para la distribución de 1,5 millones de dólares destinados a las tareas relacionadas con el control del vector.

Disminución de casos en Argentina

El comportamiento del dengue en Argentina es epidémico. La presentación de casos se limita a los meses de mayor temperatura y se relaciona con el impacto de brotes en países limítrofes. Desde el 3 de julio hasta diciembre de 2011 se notificaron 489 casos, de los cuales fueron confirmados tres en Tucumán y Capital Federal. Se trató de personas que tenían el antecedente de un viaje a zonas con circulación de dengue: Paraguay, Honduras y la India.

"Haber reducido la cantidad de casos no es suficiente. El dengue sigue provocando grandes problemas en diversas zonas de nuestra América del Sur", declaró el ministro de Salud de la Nación, Dr. Juan Luis Manzur, por lo que convoca a redoblar esfuerzos para combatir esta enfermedad.

Cómo prevenir el dengue

No existe aún una vacuna segura y efectiva para prevenir esta enfermedad. La prevención se basa fundamentalmente en el cuidado del medio ambiente y en el saneamiento ambiental. Conociendo los hábitos del mosquito, eliminar los criaderos del domicilio y las zonas cercanas es la medida más importante para luchar contra esta infección. La limpieza general permitirá, además, eliminar a otras plagas. La fumigación con insecticidas es una medida complementaria pero nunca reemplaza al saneamiento ambiental.

• Elimine y ayude a eliminar los elementos “no indispensables” que sirven como criadero.

• Desmalezar patios y jardines.

• Tirar latas, botellas, neumáticos y objetos que acumulan agua.

• Colocar tapa a los depósitos de agua, tanques, aljibes y contenedores de residuos sólidos.

• Colocar hacia abajo baldes, palanganas y recipientes que no podemos eliminar, para que no acumulen agua.

• Cambiar diariamente el agua de floreros y de bebederos de animales cada 3 días.

• Eliminar el agua de platos y portamacetas.

• Usar repelentes para la piel que contengan en su fórmula DEET (NN’dietil-metatoluamida) cuya concentración oscile entre 15 y 50%.

• Usar repelentes para la ropa que contengan en su fórmula permetrina, en concentraciones que oscilen entre el 1 y el 2.5%. Rocíe la ropa antes de usarla con el producto y espere que se seque.

El efecto repelente dura aproximadamente entre 2 y 14 días, de acuerdo a la marca utilizada. En el extranjero puede encontrarse permetrina en aerosol. En nuestro país no se encuentra disponible este producto; sin embargo, existe la posibilidad de hacerlo preparar como loción para usar con un atomizador.

En relación a los repelentes para la piel se debe recordar:

• A mayor concentración del producto, mayor es la duración del efecto repelente.

• En general, la duración del efecto repelente no supera las seis horas.

• Las concentraciones superiores a 50% no incrementan la duración y pueden generar toxicidad.

• No se recomienda utilizar las presentaciones comerciales en crema que combinan protectores solares con el repelente, ya que disminuye la eficacia. Conviene utilizar los productos por separado.

• Deben colocarse primero las pantallas solares y luego el repelente.

• Se debe tener en cuenta que el efecto del repelente no resiste el agua.

• Como los mosquitos Aedes se alimentan durante la mañana y al atardecer, es importante utilizar las medidas de protección durante estas horas.


BOLETÍN EPIDEMIOLÓGICO COMPLETO

Dejá tu comentario