Vida Sana
A derribarlos

Los mitos del fitness que pueden condicionar nuestra rutina



Por fin nos decidimos: vamos a hacer deportes. ¿Pero cuál elegir? ¿Cuántos días a la semana se debe entrenar? ¿Con qué plan alimentario se debe acompañar? Demasiada información para procesar, más aún si se toma en cuenta que existen diversos mitos alrededor de la actividad física.

La entrenadora personal española Marta Rosado  recordó que reducir el consumo de grasas, beber agua, subir escaleras y hacer 5 comidas diarias son reglas básicas para empezar a tomar conciencia del cuerpo y conseguir los objetivos asociados a los ejercicios, pero también existen una infinidad de mitos que ella misma se encarga de derribar.

Mito 1: el ejercicio aeróbico adelgaza y las pesas ensanchan.

Según distintos estudios, el ejercicio contra resistencia es más efectivo que el aeróbico, ya que unos músculos tonificados aumenta la energía que gastamos cuando estamos en reposo aunque la forma ideal para ejercitarse sería encontrar el equilibrio entre ambos.

Mito 2: los carbohidratos engordan.

Esto es completamente falso, ya que lo que engorda es el exceso de caloría totales entre las que se encuentran los hidratos de carbono, las grasas y las bebidas alcohólicas.

Mito 3: Cuanto más grasa comamos, más grasa acumularemos en el cuerpo.

El aumento de peso se basa en el consumo de más calorías de las que necesita nuestro cuerpo, por lo que no es solo el exceso de grasa lo que acumula grasa, sino el exceso de calorías.

Mito 4: la práctica de ejercicio crea adicción.

Esta afirmación es más verdadera que falsa, ya que nuestro cerebro compensa el esfuerzo realizado durante el ejercicio liberando endorfinas, motivo por el cual sentimos una sensación de bienestar. Y como todo, cualquier placer puede provocar adicción.

Mito 5: cuanto más transpiro, más adelgazo.

El sudor es básicamente agua y se recupera al rehidratarse. Es por ello que el trabajo de fuerza es el más duradero.

Mito 7: a más ejercicio, más pérdida de peso

Es cierto siempre y cuando después del ejercicio realizado no se devore cualquier alimento que vaya a cubrir esas grasas gastadas o incluso más.

Mito 8: la panza se baja sólo con abdominales.

Antes de hacer abdominales para bajar la barriga, hay que llevar una dieta balanceada, aparte de hacer tareas aeróbicas y continuas de moderada intensidad, ya que sino solo se conseguirá dar más volumen a nuestro cuerpo.

Mito 9: la relación entre grasa y músculo aumenta con la edad

Es cierto en términos generales, pero es por la falta de actividad física según incrementa la edad, ya que hay quienes se vuelven sedentarios.

Mito 10: después de cierta edad, no vale la pena hacer ejercicio.

Esto es completamente falso, ya que el ejercicio es salud. Por lo tanto nunca es tarde para empezar ni para realizarlo.