Actualidad
Fitness

Ejercicios para la tercera edad



Llegar a la tercera edad no significa tener una vida pasiva. De hecho existen una serie de ejercicios que los adultos mayores, con previa consulta al médico, pueden realizar y obtener beneficios. Es cierto que se deben adaptar las rutinas de acuerdo a la edad de quienes las practican. Pero de acuerdo con las necesidades de cada persona, hay diversas opciones contra el desgano. Aquí, lo que hay que saber.

Cuidados a tener en cuenta

Primero, a precalentar y a realizar estiramientos. Más allá de la edad, este paso es clave antes de realizar cualquier rutina. Para los adultos mayores, se recomienda una entrada en calor con movimientos de todas las articulaciones del cuerpo, en especial hombros, rodillas, caderas y tobillos. Después se debe estirar en el especial las zonas de la espalda, el cuello y la parte posterior de las piernas para evitar la rigidez.

• Regular la Intensidad. Los ejercicios deben realizarse en forma lenta y controlada, con el fin de mover todas las articulaciones.

• Elegir bien el tipo de ejercicio. Es bueno comenzar con sentadillas para fortalecer la musculatura de las piernas y brindar equilibrio. Después es recomendable realizar el resto de las actividades acostado en una colchoneta para ejercitar abdominales y espalda.

• Estirar después del ejercicio. Estos movimientos no tienen que faltar al final de una sesión, y se deben realizar un tiempo más prolongado que los ejecutados al principio.

• Por fuera de las rutinas. No deben faltar las actividades aeróbicas como caminar, pedalear o nadar, realizadas a baja intensidad.

Posibles ejercicios

• Sentado, con la espalda erguida, gire su cabeza de izquierda a derecha y luego hacia el frente y hacia atrás. Luego, incline su cabeza hasta tocar con el oído el hombro izquierdo y haga lo mismo con el lado derecho. Repetir diez veces de cada lado.

• Continúe sentado. Preste atención a sus hombros para relajarlos. Sube y baje los hombros lentamente, repitiendo el movimiento suave 15 veces. Luego muévalos hacia atrás, como sacando pecho y hacia delante, unas 10 veces cada vez.

• Parado, con la espalda bien derecha, levante la pierna izquierda y manténgala unos segundos en esa posición. Realice el mismo movimiento con la pierna derecha, 10 veces de cada lado.

• Camine a paso moderado durante 5 minutos y mientras lo hace, mueva sus brazos como si estuviera corriendo. Cuando termine, coloque sus brazos a los costados, separe un poco las piernas y lleve sus manos a la cintura. Realice suaves flexiones con el tronco hacia la derecha y luego a la izquierda. Repita 10 veces.

Fuentes: Innatia