Maternidad
Peligros

Zika: recaudos para tomar antes de un embarazo



La infección por el zika durante el embarazo puede provocar un defecto congénito en el cerebro de los fetos que se denomina microcefalia, según los CDC de Estados Unidos. Además se detectaron otros problemas en fetos y bebés infectados con el virus antes de nacer, que incluyen defectos oculares, déficit auditivo y trastornos del crecimiento. Por ese motivo, expertos en fertilización ya incorporan a sus protocolos ciertas preguntas para evitar los riesgos en la descendencia.

“Le preguntamos a los pacientes si han viajado a zonas de riesgo de transmisión del zika y a quienes estén planificando un embarazo sugerimos que no viajen a zonas de alto riesgo”, indicó el doctor Fernando Neuspiller, director de IVI Buenos Aires.

“Estamos tomando todas las precauciones para que nuestros pacientes puedan cumplir su sueño de ser padres. A todos, hayan viajado o no, les pedimos análisis adicionales para detectar el virus en sangre, orina y semen”, agregó.

La enfermedad del virus del Zika se propaga entre las personas principalmente a través de la picadura de un mosquito infectado de la especie Aedes (aegypty y albopictus). El virus también puede ser transmitido por vía sexual y una mujer embarazada puede transmitirla al feto.

Aunque hay evidencias de la relación entre la infección por el virus en mujeres embarazadas y la aparición de microcefalia en sus recién nacidos, no se conoce con certeza la forma en que se produce la afectación del feto ni la incidencia de esta malformación en pacientes que han contraído la enfermedad.

Las mujeres embarazadas o aquellas en edad reproductiva con deseos de gestación deben tener especial precaución para evitar la picadura de estos mosquitos