Actualidad
Saldrá a la venta en octubre

EEUU aprobó test casero de detección del VIH



Los reguladores sanitarios de EEUU aprobaron un test de VIH hogareño, que detecta la presencia del virus con una gota de saliva. El producto, de la firma OraSure Technologies Inc, se convierte así en el primer examen de venta libre y autoadministrado para detectar el virus que causa el sida.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU, la FDA, dio luz verde al denominado OraQuick In-Home HIV Test, que puede brindar resultados en 20 a 40 minutos a partir de una muestra tomada mediante el hisopado de las encías.

La empresa dijo que el test, que ya está aprobado para su uso por parte de técnicos entrenados, estará disponible a comienzos de octubre en más de 30.000 tiendas minoristas y por Internet y agregó que el precio se dará a conocer más cerca de la fecha de lanzamiento.

La FDA advirtió que un resultado positivo no significa que una persona está definitivamente infectada con VIH, pero sí que deberían realizarse exámenes adicionales en centros médicos para confirmar lo arrojado por la prueba de uso casero.

Alrededor de 1,2 millones de personas en EEUU viven con VIH, pero una de cada cinco lo desconoce, según estimaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés).

Cada año, 50.000 seres humanos se infectan con el virus de la inmunodeficiencia humana , frecuentemente por personas que no saben que lo portan, señaló la FDA.

"Conocer el estatus personal de VIH es un factor importante en el esfuerzo por prevenir su expansión”, dijo la doctora Karen Midthun, directora del Centro para la Evaluación e Investigación Biológica de la FDA.

"La disponibilidad de un kit de prueba del VIH de uso hogareño brinda otra opción para que las personas se evalúen y puedan buscar atención médica en caso de ser necesario", agregó.

Un comité de expertos externos que asesora a la FDA votó por unanimidad en mayo a favor del test, argumentando que su capacidad de prevenir nuevas infecciones con VIH y vincular a las personas con la asistencia médica y los servicios sociales superaba el riesgo de resultados erróneos.

Los ensayos clínicos de la prueba mostraron que era preciso en el 92% de las veces a la hora de diagnosticar a quienes tenían VIH, lo que implica que uno de cada 12 resultados de la prueba sería un falso negativo.

El test brindó un resultado negativo preciso en quienes no portaban el virus en un 99,98%, lo que implica que apenas habría un falso positivo cada 5.000 pruebas.

Dejá tu comentario