Actualidad
A poco del Día mundial del padecimiento en niños

Estiman que entre el 70 y 80% de los chicos con cáncer se curan



La Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC) destacó los "altos índices de curación en el cáncer infantil" por el tratamiento de quimioterapia aplicado a tumores de alta proliferación.

Al conmemorarse el 15 de febrero el Día Internacional del Cáncer Infantil, la entidad remarcó que se trata de “una enfermedad que en la clínica pediátrica tiene baja incidencia", es decir, que los chicos que la padecen son pocos. Sin embargo, es el más mortal de los padecimientos en este grupo etario,  especialmente entre los 10 y 20 años.

Patologías y tratamientos

“En los países desarrollados, los chicos que mueren es por cáncer", señaló la doctora Guadalupe Pallotta, integrante de la AAOC, a la par que agregó que es “muy raro ver patologías frecuentes de adultos en los chicos”. Sin embargo, “algunas se superponen, como las leucemias”, puntualizó.

La médica remarcó que "la quimioterapia aplicada para enfermedades con alta tasa de proliferación es la que logra mayores respuestas completas y de curación". "Por eso, hay un índice entre el 70 y 80% de chicos con cáncer que se curan. Para llegar a este resultado, a la quimioterapia se le suman cirugías y, en algunos casos, radioterapia, que es la herramienta menos usada en pediatría porque tiene efecto deletéreo para el crecimiento", especificó.

A su vez, la  profesional manifestó que "en los adultos, los tumores son de más lento crecimiento" por lo que "los quimioterápicos no tienen la misma tasa de respuesta y curación que tienen en los chicos".

Relación pediatra-oncólogo

El pediatra trata al chico, pero fundamentalmente trata con la familia. Es el mensajero sobre la enfermedad y los tratamientos, pero con los adultos. Los que aceptan el abordaje son los padres, por lo que muy diferente la relación del oncólogo de adultos con el paciente adulto.

"Los chicos aceptan lo que los padres deciden. No tienen capacidad de discernir; lo hacen sus padres. Es cierto, cuando irrumpe la enfermedad en los hijos, suelen salir a la luz problemas internos de las familias, lo que puede tener algunos costos. Por ejemplo, la separación de los padres ante el diagnóstico o el después del tratamiento", concluyó Pallotta.

Algunas claves sobre la enfermedad para tener en cuenta:

• Alto índice de curación

• Tumores con alta tasa de proliferación o crecimiento

• Baja incidencia; alta mortalidad

• Patologías muy diferentes a las del adulto

• Menor uso de radioterapia

• En los más chicos (hasta el año de vida), son tumores de origen embriológico (comp. Por ejemplo, aparato genital de las nenas).

• En los adolescentes, predominan los tumores óseos y las leucemias.

Dejá tu comentario