Clínica
Salud integral

¿La diabetes es solo un problema de azúcar?

No lo es, porque hay órganos que pueden verse afectados más allá de los niveles glucémicos. ¿Cuáles son?



Habitualmente cuando se habla de diabetes, se asocia este término a niveles elevados de glucosa o azúcar en sangre. Esta asociación es correcta, ya que es la variable que se utiliza para determinar si una persona presenta diabetes o no. Sin embargo, hoy sabemos que la diabetes es una enfermedad crónica que tiene un impacto negativo en la salud de las personas que la padecen y que este impacto excede el aumento de glucosa en sangre, es decir excede el glucocentrismo histórico que se asocia a esta enfermedad.

Se estima que en el mundo aproximadamente 463 millones de personas viven con diabetes y en nuestro país, acorde a la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo 1 de cada 10 argentinos presenta diabetes. Estas cifras son de por si alarmantes, observándose un incremento con respecto a años previos. Además, se estima que este incremento continuará durante las próximas décadas.

Otro dato muy importante que no quiero dejar de mencionar es que los pacientes con diabetes tienen 2 a 3 veces más riesgo de presentar un infarto agudo de miocardio o accidente cerebrovascular que la población general. Estas no son las únicas complicaciones asociadas a la diabetes, dentro de las cuales se encuentran la enfermedad arterial de los miembros inferiores, la insuficiencia cardiaca y, por último, y no menos importantes, las complicaciones renales presentes en el 40% de los pacientes con diabetes y siendo una de las causas mas frecuentes de necesidad de diálisis o trasplante renal. 

Tanto las complicaciones renales como las cardiovasculares se pueden desarrollar a pesar de un adecuado control glucémico, ante lo cual se desprende que la diabetes es “más que glucosa”.  Es precisamente este término el que eligieron 5 Sociedades Científicas junto con el laboratorio AstraZeneca para denominar  una campaña que tiene como objetivo concientizar a la población de nuestro país sobre la importancia que tiene un tratamiento integral de la diabetes. Bajo la premisa “Hay órganos que sufren y no se ven” se busca poner foco en las graves complicaciones a nivel renal y cardiovascular muchas veces desconocidas y las cuales pueden prevenirse. A través de la campaña se pone a disposición de las personas con diabetes, sus familias, y la población en general información veraz, expuesta de manera didáctica y de fácil comprensión, para así disminuir la barrera del desconocimiento y apoyar el tratamiento de las personas que tienen diabetes. Por la situación que estamos atravesando consecuencia de la pandemia por Covid-19, esta campaña está orientada en su totalidad en un entorno digital.

Recomiendo consultar el sitio web www.masqueglucosa.com.ar y sus perfiles en Instagram (masqueglucosa) y Facebook para conocer más a fondo las complicaciones que mencioné previamente y obtener recomendaciones sobre alimentación y ejercicio físico, e incluso se dispone de un servicio de enfermería online para orientar a los pacientes y familiares.

Ya que lo mencioné, voy a comentar algunas cuestiones sobre cómo impacta la Covid-19 en la enfermedad cardiovascular. En el mundo y en nuestro país ocurrió lo mismo, las consultas médicas en consultorio y en emergencias, procedimientos cardiovasculares (angioplastias, cirugías) e incluso el número de infartos de miocardio ha disminuido comparado con mismos periodos de años previos. La mortalidad intrahospitalaria en los infartos de miocardio pasó de un 6,7% a 9,6% respecto al mismo periodo del año pasado, en parte atribuidas a consultas tardías al sistema de salud. Más aún, distintas proyecciones estiman durante esta pandemia un incremento de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares que no son debidas a infecciones por Covid-19.

Dado que la diabetes no se toma vacaciones durante la pandemia, quiero aprovechar la oportunidad para reforzar el concepto de que las personas con enfermedades cardiovasculares o factores de riesgo, dentro de los cuales se encuentran los pacientes con diabetes, deben mantener una alimentación saludable y un peso adecuado, continuar activos físicamente y no suspender la medicación ni los controles médicos habituales para evitar el desarrollo de complicaciones.

*El doctor Augusto Lavalle Cobo es médico cardiólogo.

Dejá tu comentario