EN SóLO TRES AñOS |

Alertan sobre aumento de casi 600% de una cepa del meningococo causante de meningitis

Por Celina Abud.- Se trata del subtipo W135, que afecta principalmente a menores de 10 años y que hasta 2006 no era frecuente en el país. Hoy existe una vacuna tetravalente que protege contra esta cepa, indicada para niños a partir de 2 años. Su predecesora estaba indicada a partir de los 11 años.

Médicos informaron que en el país aumentó un 590% la cantidad de casos registrados de meningitis meningocóccica por el serogrupo W135 en apenas 3 años, de 2006 a 2009. Lo hicieron en el marco de un evento médico organizado por la Fundación Argentina de Infectología Pediátrica (FADIP), en el que también se anunció una nueva vacuna tetravalente que protege contra esta cepa, y que está aprobada en el país para niños a partir de 2 años hasta los 55.

 

Por otra parte, explicaron que si bien el grupo más afectado son los niños menores de un año, el 37% de los casos asociados ocurrieron en chicos de 2 a 9 años,  para quienes no existía hasta el momento una inmunización polisacárida conjugada tetravalente que los protegiera (la única de este tipo estaba indicada a partir de los 11 años).

 

La meningitis bacteriana provocada por meningococo, cuyo nombre científico Neisseria meningiditis, se caracteriza por una evolución vertiginosa y según explicó el Jefe del Departamento de Medicina del Hospital Ricardo Gutiérrez, Eduardo López, “siempre amenaza la vida”. Sus síntomas iniciales son fiebre alta y vómitos, que habitualmente se acompañan de pequeñas manchas en la piel de color rojo vino conocidas con el nombre de petequias. La sospecha clínica, según aclaró el infectólogo, es muy importante para un diagnóstico que debe hacerse contrarreloj, ya que la muerte puede llegar en apenas 24 horas.

 

Otros síntomas de la enfermedad son rigidez en el cuello (aunque no siempre en niños de corta edad), somnolencia o pérdida de conciencia, dolores de cabeza fuerte e incomodidad ante las luces brillantes. 

 

La Neisseria meningiditis, además de provocar meningitis –inflamación de los tejidos que recubren el cerebro y la médula espinal-, también causa septicemia, que es la multiplicación de microorganismos en la sangre que se evidencia con grandes áreas de sangrado bajo la piel). 

 

Cambios en la circulación de cepas

 

En Argentina, se registraron 132 casos de enfermedad meningocóccica por meningocco en 2009. De ese total, el 43,18% de los aislamientos fue ocasionado por el serogrupo W135, el 47,7% por el serogrupo B, el 6.06 % a raíz del serogrupo Y y 3.03% de los casos debido al serogrupo C.

 

“La globalización y los múltiples viajes provocan cambios en las cepas circulantes en distintos territorios. En Argentina prevalecía la C, pero hoy los casos están en descenso. Ahora se impone el subgrupo W135, calco de un patógeno en Arabia Saudita”, indicó Lopez.

 

Los cambios en la circulación de cepas, según el Dr. Roberto Debbag, director médico del laboratorio elaborador de la nueva vacuna, ocurren a causa de la “globalización” y de “los múltiple viajes”. En épocas de cambio constante, el especialista indicó que “deben elaborarse inmunizaciones que cubran la mayor cantidad de subtipos del meningococo posibles”.

 

Escenario que invita a la prevención

 

Un estudio realizado en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y el Hospital de Niños J. P. Garrahan entre 1998 y 2008, que  reveló que la incidencia de meningitis en los niños que padecieron enfermedad meningocóccia fue del 75%.

 

Además, halló que el 12% de los chicos a los  que se les diagnosticó la enfermedad meningocóccica registró secuelas importantes: 34% daño cerebral, 20% amputación, 20% sordera, 13% ceguera, 7% cicatrices en la piel y 7% otros.

 

López, en ese sentido, indicó que, a nivel mundial, “se estima que después de padecer la enfermedad meningocóccica alrededor del 10 al 15% de los sobrevivientes sufre secuelas neurológicas importantes, cifra que se repite en nuestro país”.

 

El microorganismo que produce la afección es de fácil transmisión: de persona a persona a través de gotitas respiratorias o por contacto directo con secreciones respiratorias de enfermos o portadores sanos.

 

Ante este escenario, los médicos indican que prevenirse es la mejor estrategia y si bien se conocen por lo menos 12 serotipos de la bacteria Neisseria meningitidis los serogrupos A, B, C, Y y W135 son los que producen la mayor cantidad de casos de enfermedad meningocóccica.

 

“La nueva vacuna tetravalente polisacárida conjugada protege contra los serotipos A, C, Y y W135. Se probó en 28 ensayos y es el fruto del trabajo de 40 años. Hasta el momento, una inmunización universal que también sirva contra la cepa B -que a la vez tiene muchos subtipos que cambian constantemente- es muy difícil de elaborar, pero es nuestro próximo objetivo”, indicó el Dr. David Johnson, Director Global Médico del laboratorio francés que elabora esta nueva inmunización.

 

Por su parte, Debbagg afirmó que esta alternativa es apta para cubrir el 55% de los casos potenciales de meningitis por meningococo, ya que cubre la franja desde los 2 a los 10 años donde se registra una gran incidencia de la enfermedad, mientras que su alternativa tetravalente estaba aprobada a partir de los 11. A su vez, arriesgó que próximamente en el país estará indicada a partir de los 9 meses.

 

La inmunización tetravalente contra el meningococo, hasta el momento, no está incluida en el Calendario Nacional de Vacunación, “ya que las prioridades en el país son incorporar la vacuna neumocócica conjugada y la que previene el cáncer de cuello uterino”, señaló López. Pero pronosticó que podría sumarse al esquema oficial “en un período de dos o tres años”. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí