Vida Sana Nutrición
Alertan sobre profundizar cuidados

Consejos de nutricionistas sobre diabetes y Covid-19

Los diabéticos son un grupo importante de riesgo frente a la infección y el escenario actual puede favorecer al deterioro del control periódico. Es importante ejercitarse, regular el estrés y cuidar la alimentación.



El Colegio de Nutricionistas de la provincia de Buenos Aires -en el contexto de la pandemia generada por el Covid-19-, alerta a la población argentina que padece diabetes, sobre la importancia de profundizar un riguroso control de su alimentación como pilar fundamental en el tratamiento de la enfermedad.

La última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) refleja que en nuestro país el 12,7% de la población presenta diabetes y el crecimiento se relaciona con el incremento de la obesidad y de la inactividad física, ambos factores de riesgo reconocidos para el desarrollo de diabetes de tipo 2.

“La prevalencia de diabetes aumentó alarmantemente en los últimos años tanto a nivel mundial como nacional”, enfatizó la licenciada Andrea Delledonne, miembro del Consejo Directivo e integrante del Grupo de Estudio de Diabetes Mellitus del Colegio de Nutricionistas de la Provincia de Buenos Aires.

“Todas las personas con diabetes, en el momento del diagnóstico y según sea necesario a lo largo de su vida, deben recibir asesoramiento nutricional individualizado proporcionado por un nutricionista, para evaluar su estado nutricional y crear conjuntamente un plan de alimentación que se complemente con el tratamiento general, incluida la actividad física y el uso de medicamentos”, agregó.

El Colegio de Nutricionistas de la Provincia de Buenos Aires, a través de su grupo de estudio de Diabetes Mellitus, analizó las recomendaciones que realiza la Asociación Americana de Diabetes para el control y tratamiento de la diabetes en niños, adultos y embarazadas.

Conclusiones

  • Es fundamental realizar cambios en el estilo de vida que incluyan el control y la reducción de peso. El descenso de peso controlado impacta positivamente en la salud de las personas con diabetes o prediabetes que presentan sobrepeso u obesidad. La mayoría de las veces no hace falta realizar dietas extremas para poder lograrlo.
  • Se recomienda, al igual que para el resto de la población, que tanto los niños como los adultos con diabetes eviten la ingesta de azúcares añadidos o hidratos de carbono simples provenientes de productos alimenticios procesados como gaseosas, jugos, snacks, golosinas y galletitas dulces.
  • La alimentación se debe centrar en alimentos naturales, y que los hidratos de carbono consumidos provengan de verduras, legumbres (lentejas, porotos, garbanzos, arvejas), frutas frescas, lácteos (leche y yogur) y cereales integrales.
  • Se sugiere elegir siempre agua como bebida principal. Se desaconseja enérgicamente el consumo de bebidas endulzadas con azúcar como gaseosas, jugos en polvo, aguas saborizadas e incluso jugos de fruta.
  • Se aconseja realizar al menos 150 minutos por semana de actividad física y reducir los periodos sedentarios.

Por último, Delledonne insiste que “no existe una dieta única para las personas con diabetes, por lo que es importante consultar con un licenciado en nutrición para diseñar un plan de alimentación personalizado que se adecue a los tiempos de pandemia, preferencias alimentarias y necesidades nutricionales de cada individuo”.

Dejá tu comentario