Actualidad
Sudáfrica 2010

Afirman que euforia mundialista puede provocar infartos



El Mundial de fútbol es una de las competencias deportivas que provoca mayores riesgos cardíacos entre los aficionados al deporte más popular del planeta. Brasil ya anunció que durante el campeonato en Sudáfrica, analizará los riesgos de problemas cardíacos durante los partidos que dispute la "canarinha", mientras que Alemania tiene su propia receta para prevenirlos.


"Los Mundiales fueron un buen banco de pruebas para la recolección de datos sobre estrés emocional, enfermedades coronarias e infartos", informó Sandro Boccanelli, director del Departamento de Enfermedades Cardiovasculares del Hospital San Giovanni de Roma.


El especialista precisó que un estudio del New England Journal of Medicine demostró que "durante la semifinal entre Alemania e Italia en el Mundial 2006, se registró un aumento de los casos de infartos en la población germana debido a la tensión generada".


"Luego de la derrota alemana ante Italia, en el partido que dio el tercer puesto al equipo del DT Jürgen Klinsmann sobre Portugal, el índice bajó ostensiblemente", acotó Boccanelli, quien explicó que una emoción intensa, como puede ser un partido, puede provocar un infarto en personas predispuestas".


El especialista italiano reveló, además, que muchos de los alemanes estudiados no sabían sobre su condición: "Si piensan en el prototipo del telespectador que mira sentado el partido, generalmente es una persona con hábitos sedentarios, con sobrepeso, y encima con comida cerca".


"Los hinchas alemanes que ingresaron en la estadística, no sabían de su enfermedad coronaria y el Mundial les permitió darse cuenta del riesgo que corrían", explicó Boccanelli, para luego indicar que “es difícil que personas sanas o aquellas cuyas historias clínicas no registran síntomas de enfermedades coronarias, sufran un infarto emocional".

Dejá tu comentario