Actualidad
Hallazgo de expertos españoles

Generan “miniriñones” con células madre



Científicos españoles lograron generar por primera vez “miniriñones” tridimensionales con células madres humanas, según detalló un estudio publicado en la revista Nature Cell Biology.

El trabajo, del laboratorio del investigador Juan Carlos Izpisúa del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona (CMRB) es considerado una “auténtica revolución científica”, ya que  hasta ahora nadie había logrado generar células del riñón en cultivo.

Los expertos esperan que este avance permita mejorar el tratamiento de las enfermedades renales e incluso la aplicación de terapias basadas en el uso de células madre. Dado que los casos más graves requieren tratamientos como la diálisis o incluso el trasplante, los investigadores creen que con este trabajo se abre la puerta a que la medicina pueda algún día regenerar los órganos enfermos de los pacientes, lo que además solventaría la escasez de órganos.

Según informó la agencia Europa Press, otros grupos ya habían logrado la creación de primordios de cerebro e hígado a partir de células humanas, precisamente en Japón y Austria, pero el equipo de Izpisúa es el primero que lo logra en el caso del riñón, informó el CMRB en un comunicado.

Los investigadores españoles utilizaron células madre embrionarias y células iPS obtenidas a partir de células humanas de la piel, mediante un protocolo con el que han logrado convertirlas en células progenitoras del sistema de filtración y colección renal en tan solo cuatro días de cultivo.

Estas células fueron depositadas junto a otras del blastema metanéfrico de ratón, una estructura del riñón embrionario, y los dos tipos se ensamblaron formando estructuras tridimensionales similares al riñón, con un sistema colector exclusivamente formado por células humanas.

La investigación fue posible gracias a la Fundación privada Cellex y contó con la financiación de La Maratón de TV3, el Ciber-Bbn y el Ministerio de Economía y Competitividad. También colaboraron el Salk Institute de California y del Hospital Clínic de Barcelona.

Fuente: Europa Press

Dejá tu comentario