Actualidad
En cinco distritos bonaerenses

Operativo para vacunar mascotas tras hallar murciélagos con rabia



El ministerio de Salud bonaerense identificó cinco casos de rabia en murciélagos en lo que va del año, en los distritos de Luján, La Plata, Vicente López, Ameghino y Pergamino, por lo cual se dispuso un operativo "casa por casa" para aplicar vacunas antirrábicas a gatos y perros, los animales domésticos más susceptibles de contraer el virus.

En un comunicado, la cartera sanitaria precisó que "luego de que las muestras dieran positivas en el Laboratorio de Zoonosis Urbanas de Avellaneda y en el Instituto Biológico de La Plata -dependientes del ministerio de Salud de la Provincia-, se informó a las comunas que inicien las acciones de control de foco en un radio de 400 metros a la redonda desde dónde se encontró el murciélago infectado con rabia".

Las medidas de prevención consistieron en recorrer la zona afectada, es decir ir casa por casa para vacunar y revacunar a perros y gatos que, si entran en contacto con el murciélago, pueden contraer la enfermedad. Para tal fin, la cartera sanitaria entregó un refuerzo de vacunas antirrábicas y asesoramiento.

El referente en zoonosis urbana del ministerio de Salud provincial, Daniel Simón, explicó que "hasta el momento no se registró ningún caso de perros o gatos que hayan sido contagiados por estos murciélagos" y recordó que "el sistema de vigilancia epidemiológica permitió desarrollar acciones tempranas que hicieron posible que desde el año 1981 no se registre ningún caso de rabia humana en la provincia de Buenos Aires".

En ese sentido, el director provincial de Epidemiología e Información Sistematizada, Iván Insúa, señaló que por año se registran entre 10 y 15 casos de rabia en murciélagos. En algunos casos, estos transmitieron el virus a perros y gatos que no estaban vacunados a través de mordeduras. Por eso, Insúa insistió en que "si los perros y gatos son vacunados una vez al año desde los 3 meses de edad, no hay riesgo de transmisión de la rabia a las personas".

La enfermedad puede afectar a las mascotas porque el murciélago infectado se arrastra, lo que permite que perros y gatos intenten cazarlos. Ante esto, el murciélago se defiende y muerde trasmitiendo el letal virus de la rabia, que a su vez puede transmitirse a las personas.

En caso de que se encuentre un murciélago en el piso o en el algún taparrollo, las autoridades sanitarias aconsejaron no tocarlo, taparlo con un balde, evitar el contacto con los animales del hogar y llamar al centro de Zoonosis municipal para que sea un profesional quien lo retire y lo envíe al laboratorio para su análisis.

"La presencia de un murciélago en horario diurno con vuelo dificultoso o arrastrándose en el suelo debe ser tomado como un caso posible de rabia. No tocarlo y consultar a la autoridad sanitaria más próxima", advirtieron desde el ministerio.

Dejá tu comentario