Actualidad
Primer diagnosticado en el país

Preocupación en EEUU: paciente con ébola estuvo en contacto con niños



El estado del primer paciente diagnosticado con ébola en EEUU es “grave” y según afirmó el gobernador de Texas, Rick Perry, algunos niños en edad escolar tuvieron contacto con él.    

Hasta el momento, los pequeños no presentan síntomas de la enfermedad y hasta incluso un funcionario de Salud de ese estado indicó que la posibilidad de que la fiebre se propague en ese estado es “muy baja”.

Por su parte, Perry se mostró confiado de que el virus será contenido, según confirmó en una conferencia de prensa.

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos no tienen constancia hasta el momento de que haya más personas con síntomas de ébola en Dallas, Texas, donde está ingresado el primer individuo diagnosticado en el país.  

"El paciente fue aislado desde un principio y hasta el momento no hay ningún otro caso de contactos que muestren síntomas", declaró a la agencia Efe Mauricio Lascano, epidemiólogo de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), con sede en Atlanta.

Sin embargo, medios locales apuntan que el paciente comenzó a sentir los síntomas, que van desde los dolores musculares y vómitos hasta fiebre o sangrado, y acudió a un centro médico el pasado 26 de septiembre, aunque el personal médico le prescribió antibióticos y le envió a casa.

Se desconoce la identidad y la nacionalidad del individuo, que dio positivo este martes en las pruebas del ébola, tras llegar a Estados Unidos el 20 de septiembre procedente de Liberia. Por su parte, un funcionario canadiense confirmó que el paciente viajó a Texas vía Bruselas, Bélgica.

Dos días después, fue trasladado en una ambulancia al Texas Health Presbyterian Hospital, donde permanece ingresado desde entonces. Un portavoz del centro médico dijo que el paciente está en "estado grave", aunque no se facilitaron más detalles sobre su salud ni el tratamiento que está recibiendo.

Tras confirmar el diagnóstico a través de una prueba de laboratorio, el director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Thomas Frieden, enfatizó ayer que no es probable que la enfermedad se propague en Estados Unidos como sucedió en África occidental.

El funcionario no descartó a su vez que quienes estuvieron en contacto cercano con el paciente puedan dar positivo por ébola en las próximas semanas, por lo que las autoridades sanitarias locales, en conjunto con expertos de los CDC, están intentando localizarlos y hacerles las pertinentes pruebas.

Hasta ahora se sabe que al menos las tres personas que trasladaron en ambulancia al paciente con ébola dieron negativo en las pruebas para detectar el virus.

Si bien se trata del primer caso de ébola diagnosticado en el país, otros cuatro más ya han sido tratados en Atlanta y Omaha. Tres de ellos se han recuperado completamente y otro permanece internado en el Hospital Universitario de Emory desde hace más de tres semanas, sin que hasta ahora se conozcan detalles de su condición o su identidad.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus ha causado ya la muerte de más de 3.000 personas en países como Sierra Leona, Liberia, Nigeria, Guinea y Senegal. 

Dejá tu comentario