Actualidad
Cifras oficiales

Provincia: entre el 20 y 30% de las colonoscopías detecta pólipos



Entre 20 y 30% de las colonoscopías en hospitales bonaerenses detectan pólipos, unas excrecencias anormales en la mucosa del intestino grueso que pueden causar cáncer, según estadísticas oficiales.

Un informe indica que en el 10% de estos diagnósticos son de lesiones tempranas que pueden tratarse rápidamente y no correr el riesgo de progresar hacia la enfermedad. Pero el 1% corresponde a una lesión ya avanzada, un tipo de cáncer de colon invasor que todavía puede tratarse pero que también conlleva riesgo de muerte.

Los datos fueron suministrados por el ministerio bonaerense de Salud, que cuenta con nueve hospitales públicos que realizan este estudio gratuitamente y uno de los centros de gastroenterología más importantes del país en el policlínico "San Martín", de La Plata.

Se trata de un servicio de referencia a nivel nacional e internacional, tanto en el ámbito público como en el privado, que a diario realiza 15 colonoscopías.

El cáncer de colon es una de las patologías más comunes del envejecimiento. Aparece casi siempre después de los 50 años y tiene una incidencia en la población de 18 por 100.000 habitantes. Es la segunda causa de muerte por cáncer, después del de mama, y la mejor forma de prevenirlo es efectuar colonoscopías periódicas.

El jefe de Gastroenterología del hospital "San Martín", Néstor Chopita, confirmó que se descubre un caso de cáncer de colon avanzado cada cien pacientes que se hacen este estudio, "y en ese caso se procede a un tratamiento quirúrgico urgente".

El especialista recomendó la realización de una colonoscopía cada cinco años a partir de los 50. Subrayó que “la mayoría de los casos no presenta sintomatología, por eso es importante acudir a los hospitales y pedir un estudio”.

Este estudio permite examinar el interior de todo el intestino grueso a través de una pequeña cámara. En caso de detectarse pólipos se extirpan en el momento.

El colonoscopio tiene un dispositivo que enlaza el pólipo, al que luego se corta con una corriente eléctrica y finalmente se lo recupera para establecer mediante una biopsia si es benigno o maligno.

Chopita confirmó que se incrementaron los estudios de colonoscopía en los últimos cinco años porque la población tomó conciencia de la importancia de la prevención. “Sin embargo, debemos lograr que muchos más concurran a los hospitales”, puntualizó
Dejá tu comentario