CóMO FORTALECERLA |

Guía práctica para mejorar tu memoria

Qué bueno sería poder almacenar fácilmente información y recordarla cada vez que queremos sin tener que hacer esfuerzo. Ejercitar la memoria es posible siguiendo algunos pasos.

Claves para fortalecer la memoria (Foto: Pixabay)
Claves para fortalecer la memoria (Foto: Pixabay)

¿A la mayoría nos pasa de ir al supermercado a comprar tres cosas y volver solo con dos? ¿O entrar en una habitación y al llegar no recordar para qué fuimos hasta allí? ¿O querer citar algo que leímos en un libro y no recordarlo? ¿Por qué todo se desvanece rápidamente de nuestra mente? El neurocientífico Claudio Waisburg (MN 98.128) dice que “hay que desafiar al cerebro todos los días. Con pequeñas herramientas podemos ejercitarlo y reforzar la memoria”

Entre los consejos, Waisburg deja unos tips muy útiles:

1- Caminar para atrás. Hablamos de «dejar algo atrás» cuando nos referimos a un evento que queremos olvidar. En inglés se utiliza la frase verbal «look forward», que literalmente significa mirar hacia adelante, para referirse a algo que se espera con ansias. Investigadores de la Universidad de Roehampton, en Reino Unido, decidieron explotar este vínculo entre espacio y tiempo en nuestra mente para diseñar un método que nos permita recordar eventos más fácilmente. Los investigadores le mostraron a un grupo de gente una lista de palabras, una serie de imágenes o un video donde se veía a una mujer a la que le robaban su cartera. Luego se les pidió que caminaran 10 metros hacia adelante o hacia atrás en una habitación, al ritmo de un cronómetro. Cuando pusieron a prueba su memoria sobre el video, las palabras y las imágenes, en cada uno de los ejemplos, los que caminaron hacia atrás fueron los que más recordaban. Fue como si el caminar hacia atrás hubiese ayudado a sus mentes a ir hacia atrás en el tiempo y el resultado fue que pudieron acceder a sus recuerdos más fácilmente.

2- Dibujar. ¿Qué tal si en vez de hacer una lista de lo que queremos comprar la dibujamos? En 2018, investigadores le dieron a un grupo de jóvenes y adultos una lista de palabras para aprender. A la mitad se le pidió que dibujara cada una de las palabras, mientras que a la otra se le pidió que las anotaran a medida que las aprendían. Más tarde, los pusieron a prueba para ver cuántas palabras podían recordar. Cuando dibujamos, nos vemos forzados a considerar las cosas en más detalle, y es este proceso más profundo el que nos ayuda a recordar. Incluso escribir una lista ayuda tanto que aunque te hayas olvidado la lista en casa, seguro que vas a recordar la mayoría de las cosas que fuiste a comprar, mucho más que si no la hubieras escrito.

3- Ejercicio físico. El ejercicio aeróbico (como correr o caminar ligero) puede liberar endorfinas, mejorar la memoria y consolidar el conocimiento. Por eso cuando quieras aprender algo en particular, lo que ayuda al menos en el corto plazo es un poco de ejercicio intenso.

4- Hacer nada. En las personas sanas, un descanso corto después de aprender algo ayuda incluso a recordarlo una semana después de haberlo aprendido.

5- Dormir siesta y descansar bien de noche. Si caminar hacia atrás, dibujar, hacer ejercicio o incluso hacer una pausa te parece mucho, ¿qué tal dormir una siesta? Se cree que dormir ayuda a consolidar los recuerdos al repetir o reactivar la información que acabamos de aprender, y que el dormir no tiene por qué ocurrir por la noche. Investigadores en Alemania descubrieron que cuando la gente debía aprender palabras en pares, podían recordar más después de dormir hasta 90 minutos, que después de mirar una película. Lo mismo demostró la investigadora Elizabeth McDevitt y su equipo de la Universidad de California Riverside, en Estados Unidos, pero con respecto al aprendizaje visual y cómo se deteriora a lo largo del día. «Hemos encontrado que cuando las personas duermen siesta, su rendimiento no se deteriora y a menudo incluso mejora», dijo entre sus conclusiones.

Reforzar la memoria y alcanzar mayor productividad

Recordar justo antes de olvidar: borramos de nuestra mente hasta el 80% de la información en los primeros días. Repasala el día después del aprendizaje y repetila con frecuencia para retenerla mejor.

Concentrate: mantené tu atención en el objetivo que tenés entre manos. Se cometen tres veces más errores cuando se realizan varias tareas a la vez.

Utilizá tarjetas de memoria: trabajar tu recuerdo activo puede reforzar la memoria en un 50%.

Asociá ideas: recordá las cosas asociando ideas a ellas.

Utilizá siempre una rima: pensá en una rima para recordar algo. Actúa como un atajo para recordar la información en tu cerebro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí