LA FRANJA MáS VULNERABLE VA DESDE LOS 17 A LOS 21 AñOS |

Adolescentes: asocian bipolaridad con primera causa de intento de suicidio

Así lo reveló un estudio en la Provincia de Buenos Aires, difundido en el Marco de la Semana de la Salud Mental. La depresión, en segundo lugar.

Un estudio a cargo de tres servicios de Salud Mental de hospitales públicos de la Provincia de Buenos Aires relevó que durante dos años hubo 539 consultas por intentos de suicidio en adolescentes, sobre todo en la franja de edad que va desde los 17 hasta los 21 años. Según la investigación el trastorno bipolar y la depresión fueron las principales causa de intento.  

 

Las conclusiones de este trabajo y los lineamientos para reducir la internación en hospitales psiquiátricos y fortalecer la promoción, prevención y tratamiento de enfermedades psiquiátricas se comenzaron a debatir el viernes en el inicio de la Semana de la Salud Mental que organiza el Ministerio de Salud de la Provincia y que se extenderá hasta el 17 de este mes.            

 

La investigación puso de manifiesto la alta vulnerabilidad de los adolescentes y registró que el mayor número de intentos de suicidio se registró en la franja de edad que va desde los 17 hasta los 21 años. El trastorno bipolar figura como principal causa (50%), seguida por la depresión y los trastornos de ansiedad, con una proporción similar de casos femeninos y masculinos, levemente superior entre pacientes mujeres (52%).

 

La muestra relevó además, que el método más frecuentemente utilizado fue la intoxicación con psicofármacos, seguido por la autoagresión con armas blancas y el intento de ahorcamiento. La época del año en la que se registraron la mayor cantidad de casos, en tanto, varió en cada hospital: mientras que en el Santamarina la mayor proporción de consultas por esta causa se dio en el mes de enero, en el Evita de Lanús coincidió con el otoño y la primavera.

 

El estudio sobre criterios de internación en suicidio adolescente que se llevó a cabo durante 2007 y 2008 en los servicios de Salud Mental de los hospitales Lucio Meléndez de Adrogué, Evita de Lanús y Santamarina de Esteban Echeverría fue premiado el mes pasado en el marco del XIIº Congreso Argentino de Neuropsiquiatría organizado por la Asociación Neuropsiquiátrica Argentina A.N.A. El trabajo, que relevó 539 intentos de suicidios infanto juveniles en esos establecimientos lleva la firma de los especialistas Roberto Cabrera, del Santamarina, Silvia Bortz, del Evita y Juan José Fernández del Meléndez.

 

“En los adolescentes se produce una crisis de desarrollo con componentes hormonales, físicos y emocionales que les genera mucho miedo y desconcierto y que, por lo tanto, los hace mucho más vulnerables”, detalló Bortz, jefa del servicio de Salud Mental del hospital provincial Evita de Lanús.

Los especialistas agregaron además que el desencadenamiento de las patologías psiquiátricas como la esquizofrenia, los trastornos de personalidad, la bipolaridad o la depresión suelen ocurrir durante la adolescencia, “y esto suele verse exacerbado cuando existe un contexto de ausencia o falta de contención en el núcleo familiar al que suele sumarse el consumo de sustancias psicoactivas”.

 

Por su parte, Fernández, especialista en psiquiatría infanto juvenil del hospital provincial Meléndez de Adrogué agregó que “los intentos de suicidio se registran en todas las clases sociales”. A su vez hizo hincapié en el rol de la escuela en materia de prevención: marcó la necesidad de implementar charlas con docentes y miembros del sistema educativo “porque muchas veces es en el ámbito del aula donde se pueden detectar los casos potenciales y, a partir de ahí advertir a la familia e iniciar un tratamiento oportuno”. También recomendó efectuar una consulta toda vez que un niño o adolescente presenta cambios en el humor, tendencia al aislamiento, fallas y desinterés en la escuela y antecedentes familiares de suicidio.

En la Región Sanitaria VI, donde se efectuó el trabajo de investigación, el ministerio de Salud provincial conformó en los últimos dos años “el Equipo Regional de Intervención Comunitaria, consistente en la implementación de equipos de salud mental en salas sanitarias barriales, a fin de mejorar el acceso la atención psicológica y psiquiátrica y descomprimir el trabajo en hospitales”, explicó Anibal Areco, director de Salud Mental de la Provincia. El funcionario agregó que en esa región del Conurbano se constituyó además el Equipo Regional de Intervención en Crisis, con sede en el hospital Arturo Melo de Lanús, “allí funciona una guardia en salud mental que funciona todos los días del año desde las 8 hasta las 20”, agregó Areco.

Ambas iniciativas buscan dar respuesta a la enfermedad mental en el ámbito donde se encuentra el paciente, evitando internaciones en hospitales neuropsiquiátricos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí