LO PUBLICó “THE LANCET INFECTIOUS DISEASES” |

Afirman que uno de cada seis cánceres en el mundo están causados por una infección

Así lo reveló una investigación del IARC en 184 países. Hallaron que 1,5 millones de decesos por la enfermedad son causados por virus prevenibles por vacunas como el de hepatitis B y VHP, o por bacterias tratables con antibióticos, como la Helicobacter pylori.

El VPH, virus que puede causar cáncer de cuello de útero.

Uno de cada seis cánceres, un total de dos millones al año en todo el mundo, está causado por infecciones que son tratables o prevenibles, según un estudio que publica la revista médica británica «The Lancet Infectious Diseases». 

Un equipo de investigadores de la International Agency for Research on Cancer , con sede en Lyon, Francia, analizó la incidencia de 27 tipos de cánceres en 184 países y halló que existen cuatro infecciones principales que provocaron la aparición de esos tumores. 

Según los resultados de su estudio, de los 7,5 millones de fallecimientos por la enfermedad ocurridos en 2008, alrededor de 1,5 millones estaba provocado por infecciones prevenibles o tratables. 

Los virus de la hepatitis B y C, del papiloma humano, y la bacteria Helicobacter pylori -que afecta a la mucosa del estómago y provoca úlceras- fueron responsables de 1,9 millones de casos de cáncer de cuello uterino, intestino e hígado. 

El investigador Martyn Plummer, que lidera el estudio, resaltó la importancia que tendrá en el futuro la prevención de estos virus para evitar enfermedades oncológicas. 

«Las infecciones causadas por algunos virus, bacterias y parásitos son algunas de las causas de cáncer más importantes y prevenibles del mundo», explicó Plummer. 

En este sentido, Plummer recordó que ya existen vacunas para los virus de la hepatitis B y del papiloma humano y que la bacteria Helicobacter pylori, relacionada con tumores gástricos, puede eliminarse con antibióticos. 

El investigador defendió además que es necesario difundir la concepción del cáncer como una enfermedad transmisible.  La mayoría de los casos de tumores relacionados con una infección se contabilizaron en países en vías de desarrollo, como el sudeste asiático, donde se registraron el 22,9% de los casos en comparación con el 7,4% de Reino Unido. 

Casi un tercio de los pacientes estudiados tenían menos de 50 años. Entre las mujeres, el de cuello uterino supuso la mitad del total de cánceres vinculados a una infección, mientras que entre los hombres, los cánceres provocados por una infección afectaron principalmente al hígado, estómago y colon. 

Prevención de estos tumores malignos

Está comprobado que el tratamiento de la infección por Helicobacter pylori con antibióticos y antiácidos cura la úlcera y disminuye el riesgo de cáncer gástrico.

Es fundamental que las mujeres se realicen en forma periódica la prueba de Papanicolaou y la colposcopía, para favorecer la detección temprana de lesiones causadas por el HPV que eventualmente pueden evolucionar a cáncer de cuello uterino. Por otra parte, desde hace ya varios años, existen vacunas efectivas y seguras que protegen contra este virus y el de la hepatitis B, las cuales pueden adquirirse a precios accesibles. Es importante que los países incorporen estas vacunas a sus calendarios de inmunización y que aquellos que presentan altas tasas de infección aumenten las coberturas de vacunación para proteger su población. En Argentina, se vacuna en forma gratuita contra el HPV a las niñas de 11 años y contra la hepatitis B a los recién nacidos, niñas y niños de 11 años y personal de la salud. Aunque no existe aún una vacuna para la hepatitis C, es posible prevenir la infección si se adoptan conductas seguras que evitan el contacto con sangre o fluidos corporales, como no compartir utensilios de aseo personal (cepillo de dientes, afeitadora), practicar sexo seguro y no compartir jeringas en caso de uso de drogas intravenosas. Asimismo, la infección crónica se puede tratar con drogas antivirales.

De esta manera, las estrategias para prevenir y tratar infecciones se suman a otras medidas simples pero eficaces en la lucha contra el cáncer: no fumar, beber alcohol con moderación, mantener una dieta saludable y conservar un peso corporal normal.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí