EN UN CONGRESO REALIZADO EN ROSARIO |

Alertan sobre hábitos pocos saludables en la ingesta de líquidos

Expertos revelaron que de los dos litros que los argentinos consumen diariamente, la mitad corresponde a  bebidas azucaradas y solo el 21% a agua pura. Ante este panorama, sugieren revisar las guías nutricionales y agregar recomendaciones específicas sobre este tema.

Cerca de la mitad del líquido diario que consumen los argentinos corresponde a bebidas azucaradas, alertaron expertos.

Médicos alertaron sobre la carencia de hábitos saludables en la ingesta de líquidos entre los Argentinos, al destacar que de los dos litros diarios que se consumen en promedio, sólo el 21% corresponde a agua pura. Lo hicieron en el marco del XI Congreso Argentino de Graduados en Nutrición y el XV Congreso de la Confederación Latinoamericana de Nutricionistas y Dietistas (CONFELANYD), que se realizó en Rosario entre el 10 y el 12 de mayo.

Referentes nacionales y de la región debatieron acerca de la calidad nutricional de la ingesta de bebidas, en cuyo marco se analizó en detalle la necesidad de actualizar las recomendaciones sobre este tema incluidas en las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA).

Al respecto, Sergio Britos, Licenciado en Nutrición y Presidente del Comité Científico del congreso, sostuvo que “frente a la próxima revisión de las GAPA, sería deseable contar con recomendaciones más específicas”.

 “Uno de los diez mensajes de las actuales guías se refiere a la importancia de tomar abundante cantidad de agua diariamente. Establece en ‘más o menos’ 2 litros y plantea que puede beberse como tal o bajo la forma de caldos, sopas, infusiones, jugos y toda otra preparación que la contenga como componente. Esa es la única referencia al tema y es insuficiente”, remarcó.

El perfil epidemiológico prevalente en la población argentina se caracteriza por el avance significativo del sobrepeso y obesidad, condiciones que afectan al 53,4% de los adultos (Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, 2009); la persistencia de algunas deficiencias de nutrientes como hierro, calcio, vitamina A y C, fibra, ácidos grasos omega 3; y el exceso en la ingesta de energía y nutrientes críticos como grasas saturadas, sodio y azúcares.

Si bien el agua es un nutriente esencial para la vida y en términos de volumen, es el que más requiere el cuerpo, de los dos litros de líquido promedio que se beben en el país, solo el 21% es agua pura. Este dato se desprende del estudio HidratAR  (Centro de Estudios Sobre Nutrición Infantil -CESNI-, 2010) , que indicó a su vez que la mitad de este consumo es a base de bebidas e infusiones azucaradas y que el aporte de azúcar de gasesosas y jugos supera por sí mismo la recomendación de ingesta de azúcares propuesta por la OMS.

En 2011, en el  marco del Programa de Buenas Prácticas Nutricionales (UBA), se revisaron ése y otros estudios alimentarios disponibles en Argentina para analizar la ingesta de agua y bebidas en el contexto de la dieta global y de la ingesta en exceso de azúcares.

“Otras investigaciones revisadas por nuestro grupo permiten concluir que las bebidas azucaradas aportan en promedio un 7% de la ingesta energética diaria. Al sumar el azúcar utilizado en infusiones, ese valor asciende a 14%. Las calorías dispensables, es decir, las de baja calidad nutricional de la dieta promedio de la población argentina representan algo más del doble de lo recomendado y los azúcares aportan casi el 60% de ellas”, agregó Britos.
Para cubrir la ingesta de líquidos, según este experto, “es necesario establecer recomendaciones claras y desagregadas sobre el consumo de las diferentes opciones de bebidas disponibles, sobre el consumo de agua en preparaciones (sopas, caldos, infusiones), y sobre la importancia de aumentar el consumo de agua de sus fuentes alimentarias principales (leche, hortalizas y frutas)”.

Uno de los desafíos de las políticas alimentarias y de las nuevas GAPA es la promoción de una disminución de calorías dispensables en la alimentación de los argentinos, la que requiere un menor consumo de azúcares en sus dos formas de uso más comunes: como endulzante de infusiones (la mitad de ellas suele azucararse) y de bebidas.
 
Recomendaciones locales para una Guía de Ingesta Saludable de Agua

Tras la revisión de los estudios mencionados, el perfil de composición de las bebidas disponibles en el mercado y las recomendaciones de ingesta total de agua bajo la forma de bebidas, la Guía de Ingesta Saludable de Agua  propone la siguiente desagregación:

• La recomendación de ingesta diaria total de agua como bebidas es entre 2 y 2,5 litros.

• La mejor fuente de ingesta es el agua potable y pura. Su consumo diario no debería ser menor a las dos  terceras partes de la recomendación diaria de este líquido, aproximadamente unos 1500 ml.

• La ingesta de azúcares no debe superar el 10% del consumo energético diario. En términos de bebidas azucaradas, se recomienda un máximo de 250 ml diarios. Teniendo en cuenta el hábito argentino de endulzar infusiones con azúcar, la ingesta debe ser menor, no superando un total de 25 gramos diarios.

• Es recomendable disminuir en forma progresiva la ingesta de bebidas azucaradas así como el hábito de endulzar infusiones con azúcar.

• Es preferible el consumo de la fruta entera en lugar de jugos exprimidos o licuados, cuyo consumo es conveniente moderar, dado su aporte calórico.

• Teniendo en cuenta que existe alguna evidencia que relaciona la exposición temprana y reiterada a bebidas endulzadas con las preferencias a largo plazo por el sabor dulce, lo cual indirectamente podría tener relación con una mayor ingesta de alimentos de alta densidad calórica, la ingesta de bebidas dulces sin calorías debería ser moderada, no mayor a 500 ml diarios.

• El consumo de agua bajo la forma de sopas y caldos comerciales es una fuente innecesariamente elevada de sodio en la dieta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí