EVALUARON A 350 PERSONAS |

Aseguran que problemas memoria no son señal normal de envejecimiento

Científicos los ligan a una señal temprana de enfermedades como el Alzheimer. Patólogos hallaron una bacteria en los cerebros de las personas que manifestaban olvidos. Esta evidencia se suma a la teoría de que ciertas demencias se desarrollan 10 años antes de manifestarse.

Los problemas de memoria leves en las personas mayores suelen considerarse «parte de la vejez», pero un nuevo estudio revela que los mismos cambios cerebrales que causan la demencia severa serían responsables de estos pequeños fallidos. Los resultados contradicen la vieja idea de que la pérdida de recuerdos es una característica normal del paso del tiempo, indicó un equipo estadounidense.

«No creemos que sólo por ser mayor sea normal un problema en el pensamiento o la memoria y que por eso debería ignorarse. Pensamos que en realidad es un signo de enfermedad», dijo Robert Wilson, experto del Centro Médico de la Rush University en Chicago, cuyo estudio aparece en la revista Neurology.

El Alzheimer, que es la forma más común de demencia, es un cuadro cerebral fatal por la que las personas pierden gradualmente la memoria y su capacidad de razonar y cuidarse a sí mismos. Sólo una autopsia puede confirmar los cambios cerebrales que permiten diagnosticar la enfermedad.

Los hallazgos de Wilson son los últimos de un estudio sobre 350 monjas católicas, curas y hermanos que se sometieron a pruebas de memoria por un período de hasta 13 años. Los expertos analizaron los cerebros de los pacientes una vez que éstos murieron. Patólogos observaron específicamente una proteína tóxica llamada tau, que forma marañas en el cerebro que se relacionan con la enfermedad de Alzheimer.

Los voluntarios que no presentaban signos de pérdida de memoria también tenían cerebros «limpios». En los participantes con problemas de memoria, éstos solían aparecer gradualmente y luego acelerarse en los últimos cuatro o cinco años de vida.

«Lo que estamos diciendo es que los cambios cerebrales que son responsables del Alzheimer y otras demencias también parecen ser responsables de cambios tempranos muy leves en la memoria y el pensamiento», apuntó Wilson.

Muchos especialistas creen que el Alzheimer comienza alrededor de 10 años antes de que se diagnostique la enfermedad. Según Wilson, los resultados de su estudio dan más argumento a esta teoría.


Si bien las personas pueden evaluar su memoria como método de control, es necesario saber que no existen medicamentos para modificar el avance del Alzheimer, una condición degenerativa que afecta a más de 26 millones de personas en todo el mundo.

Investigadores están trabajando en nuevas formas de diagnosticar la demencia a partir de biomarcadores de proteína en la sangre y el líquido espinal, o a partir de nuevas técnicas por imagen, con la esperanza de llegar a desarrollar fármacos que puedan detener el avance de la enfermedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí