CONCLUSIONES PUBLICADAS EN SCIENCE |

Cómo actuará la vacuna contra el VIH cuando exista

Tras años de trabajo, expertos comienzan a entender qué caracterísiticas deberá tener para ser eficaz. Aunque queda mucho por hacer, pudieron identificar cómo evolucionan los anticuerpos capaces de enfrentarse al virus con tasas exitosas. Ellos tardan años en desarrollarse en sangre.

Tras años de investigación dirigidos a obtener una vacuna eficaz contra el VIH, los expertos empiezan a entender de a poco qué características deberá tener el anhelado insumo y por qué sus esfuerzos no han dado frutos hasta el momento.  Aunque aún queda mucho por hacer, científicos de EEUU acaban de dar un importante paso, al identificar cómo evolucionan los anticuerpos de los pacientes que son capaces de enfrentarse con éxito al virus.

Según informa el diario El Mundo, este poderoso anticuerpo, denominado VRC01, fue identificado el año pasado en la sangre de un voluntario seropositivo norteamericano, y más recientemente se ha visto en otros dos pacientes de África. Ahora, las modernas técnicas en cristalografía de rayos X pudieron identificar cuál es el punto débil del virus del sida al que consigue atacar el anticuerpo en todos los casos estudiados.

A su vez, los últimos avances en secuenciación masiva de genes fueron capaces de proporcionar información sobre cómo evolucionan y maduran las defensas del organismo hasta lograr ser eficaces contra la infección. De nuevo, los tres casos presentan importantes similitudes.

Ambos avances han sido dirigidos desde organismos públicos estadounidenses, el Centro de Investigación en Vacunas (VCR) y el Instituto Nacional de Enfermedades Alérgicas e Infecciosas (NIAID), adscritos a los Institutos Nacionales de Salud (NIH). Los resultados del trabajo conjunto fueron publicados en la revista Science.

Las conclusiones implican que saber que el anticuerpo VCR01 no sólo actúa de manera similar, sino que también evoluciona de un modo parecido en distintos pacientes, representa un importante paso -aunque aún preliminar- hacia la obtención de una futura vacuna inspirada en este mecanismo.

En declaraciones al diario El Mundo, el doctor José Alcamí, inmunólogo del VIH en el Instituto Carlos III de Madrid, «el siguiente paso será usar una proteína del virus como vacuna». Y agregó que «lo que se ha logrado es una herramienta que permitirá vacunar a voluntarios sanos para ver si se producen anticuerpos».

Uno de los obstáculos para llegar a  una vacuna eficaz contra el sida es que el virus causante de la enfermedad cambia mucho. Sin embargo, el anticuerpo VCR01 logra anular al 90% de sus variantes, gracias a que actúa sobre un punto del VIH que no puede mutar (ya que, si lo hiciera, dejaría de ser infeccioso). Es decir, el objetivo es crear una vacuna que provoque la aparición de aniticuerpos capaces de actuar contra este punto, denominado CD4. El presente estudio ha determinado con exactitud cómo se produce esta neutralización de la infección. Pero el problema es aún más complejo.

Qué pasan con quienes tienen el VCR01 en sangre

Los individuos que presentan en su sangre este anticuerpo, no lo generan de forma inmediata tras la infección, sino que tardan años en lograr una mutacióoacute;n adecuada, capaz de enfrentarse al VIH con éxito.

Desde el primer e inservible “borrador” del VCR01 hasta la”’versión final” que neutraliza la infección, se producen entre 70 y 90 mutaciones genéticas en el ADN de los linfocitos B, las células del sistema inmunitario encargadas de generar anticuerpos.

Por este motivo, la otra parte del estudio consistió en descifrar a nivel genético cómo ocurre esta evolución. «Para hacer una vacuna que genere anticuerpos parecidos al VCR01, necesitamos orientar a los linfocitos B para que sus genes creadores de anticuerpos evolucionen a través de uno de entre varios caminos detemrninados, que ahora hemos podido identificar desde la infancia hasta su forma madura y capaz de combatir el VIH», explicó Gary J. Nabel, director del laboratorio VCR.

«Esta investigación nos lleva un paso más cerca de la vacuna del VIH y establece una nueva y poderosa técnica para evaluar la respuesta inmune humana a vacunas experimentales, no sólo para VIH, sino contra patógenos en general«, comentó el director del NIAID, Anthony S. Fauci. El siguiente paso lógico será ahora diseñar una proteína a partir del punto débil del virus, el CD4, que provoque una respuesta inmune con anticuerpos neutralizantes.

 

Fuentes: EL Mundo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí