TAMBIéN AFECTA A LOS HOMBRES |

El 30% de las argentinas sexualmente activas tiene HPV

Si bien incide más en mujeres el HPV también afecta a los hombres

El 30% de las mujeres sexualmente activas en Argentina tiene HPV, un virus que puede provocar cáncer de útero más frecuentemente en las menores de 25 y las mayores de 50 años si no hay prevención, controles y uso del preservativo, afirman especialistas.

Hebe Vázquez, de la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (FUNCEI) y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) dijo que hablar del virus del papiloma humano (HPV) «no es lo mismo que hablar de cáncer» y que «aún no se puede medir el impacto de las vacunas en la prevención».


«El 30% de las mujeres de menos de 25 años con una vida sexual activa tiene el HPV. La incidencia es del 25% en adultas de entre 30 y 40 años y a partir de esa edad declina, para volver a ser del 30% en las de más de 50»,
precisó la infectóloga de la SAI.

Según explicó, las mujeres mayores son las más afectadas junto a las menores de 25 porque «se combinan dos factores: la prolongación de la vida sexual activa asociada a la baja adherencia a la cultura del preservativo».

«En realidad, todas las personas que mantienen relaciones sexuales tienen riesgo de contraer el virus, pero hay algunos factores que aumentan las probabilidades de infectarse», indicó.

Tener parejas múltiples -vincularse sexualmente con más de una persona en el lapso de tres meses- «es un factor de riesgo que incluso aumenta la probabilidad de contagio si se trata de nuevas relaciones», advirtió.

En un artículo publicado en octubre de 2010 por la revista Vihda, de la Fundación Helios, la médica explicaba que «hay tres grupos de variedades de HPV: los tipos de virus que no causan ni verrugas ni cáncer, los que causan verrugas genitales y los de alto riesgo, que pueden aumentar el desarrollo de cáncer cervical.


Tanto los virus del papiloma humano no dañinos como los ligados al cáncer se transmiten por contacto de piel a piel. Es decir, que toda persona que en alguna ocasión tuvo contacto íntimo con otra infectada puede contraer la infección y transmitirla, señaló.

La infectóloga explicó que aunque las mujeres son las más afectadas por el HPV hay un 20% de hombres sexualmente activos que sufren la infección.

«El hombre se puede infectar sin presentar ningún síntoma. Por eso, a toda mujer que haya sido diagnosticada de infección HPV se le aconseja el control de su pareja», dijo la médica.

Vázquez contó que las dos vacunas que se aplican en el país desde 2006 tendrán seguramente un impacto en la evolución de la enfermedad, pero que aún ese dato no se puede medir. «Tendrán que pasar cinco años después de que integren el calendario oficial de vacunación para estar en condiciones de medir el impacto», dijo Vázquez y aclaró que hoy en día la vacunas no son accesibles a todos por su alto costo.

Hoy se cuenta en el país «con Gardasil, que previene el cáncer de útero, las verrugas genitales y displasias de bajo grado» y la vacuna Cervarix, que previene contra el cáncer, detalló en referencia a esos medicamentos desarrollados por laboratorios internacionales.
«Los tipos de virus que enfrentan estas vacunas son responsables del 70% de los cánceres cervicales», señala el artículo.

No obstante, la experta advirtió que la prevención a nivel de toda la comunidad pasa hoy por hoy por los controles ginecológicos (papanicolau y colposcopía) y el uso del preservativo durante las relaciones sexuales.

En ese sentido, Vázquez apuntó que «en relación al HPV, el uso de preservativo ofrece una cobertura del 80%. No es un 100% efectivo, porque el dispositivo solo cubre la piel del pene, y para contraer el virus no hace falta que haya penetración».

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se diagnostican en el mundo cerca de 500 mil nuevos casos de cáncer de cuello de útero y 288 mil mujeres mueren por esa enfermedad.

En Argentina hay 7.000 casos nuevos anuales y mueren 5 de cada 100.000 mujeres, precisa la OMS y señala que más de un 99% de los casos de cáncer cervical están ligados a infecciones de larga duración con los virus del papiloma humano de alto riesgo.

«Esperemos tener la vacuna en el calendario en poco tiempo», manifestó Vázquez, aunque estimó que no se abrirá esa posibilidad hasta fin de año «debido a que en el tema vacunación hay otras prioridades para este año».

 
El HPV es una de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) «sobre las que hay que tener un seguimiento periódico», dijo. Para la experta, el concepto epidemiológico «es importante porque implica no actuar sobre la enfermedades (ETS) sino sobre las infecciones, que muchas veces no presentan síntomas pero si tienen la capacidad de propagar el virus.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí