NACIó EN MISIONES |

El Garrahan recibió al bebé nacido con dos sexos

Le realizarán estudios de género para establecer los pasos a seguir. Nació con vagina y útero, un testículo interno y un pene. 

Un bebe que nació con dos sexos en la provincia de Misiones llegará el martes al Hospital de Pediatría Juan Garrahan para practicarse estudios que permitan determinar su género y, a partir de allí, poder establecer los pasos médicos a seguir, informó la cartera sanitaria nacional.

La criatura nació el 8 de diciembre pasado pero la noticia se dio a conocer en estos días, tras la asistencia psicológica a la que fue sometida la madre, «que quedó muy shokeada tras el parto», según reveló a la agencia el ministro de Salud Pública de la provincia, Oscar Herrera Ahuad.

La madre, identificada como Patricia Acosta, de 17 años, manifestó su intención de operar al bebé cuanto antes para que se defina el sexo «porque todavía no la pude anotar en el registro con el nombre que yo elegí para ella, que es Xiomara».

El ministro de Salud de la Nación, Juan Luis Manzur, dispuso que se tome contacto con la familia del bebé nacido con genitales ambiguos en Oberá, Misiones, y «pongan a disposición el Hospital de Pediatría Garrahan y los medios necesarios para su traslado y estadía», informó la cartera sanitaria.

Manzur destacó, además, que de esta forma «el Estado da una respuesta a una familia que se encuentra atravesando una situación atípica”. “Es nuestra responsabilidad poner a disposición los mejores recursos que tenemos para poder garantizar el correcto tratamiento de la criatura y contención de la familia», agregó.

El Ministerio de Salud destacó que asignó «una cama para el bebé en el Garrahan para que el equipo de endocrinología pediátrica lo evalúe y le practique estudios de alta tecnología tanto endocrinológicos como genéticos».

«Para mí todo esto es muy raro porque es mi primer bebé, pero igual estoy muy contenta porque los médicos me dijeron que es más nena que varón y a mí me gustaría que se llame Xiomara», insistió la mamá.

Reveló además que durante el embarazo se hizo seis ecografías intentando conocer

 el sexo de la criatura, pero no lo pudieron ver hasta el momento del nacimiento.

Los médicos aseguraron que el parto fue normal y que el bebé, sietemesino, tiene una vida saludable y normal «ya que se alimenta bien y tiene buen sueño», explicó la madre.

Tras algunos estudios realizados en el Hospital Escuela Ramón Madariaga de Posadas, los médicos confirmaron a los padres que su bebé tiene vagina y útero, un testículo interno y pene.

La familia de Patricia es de condición muy humilde y el padre del bebé, de 22 años, es recolector de hojas de yerba mate.

Manifestó que necesitan ropa, pañales y leche maternizada, entre otras cosas, para asistir a la beba hasta que se interne en el Garraham.

El joven matrimonio ocupa una vivienda muy precaria de madera que deberán acondicionar especialmente por recomendación de los médicos. «Nos dijeron que el posoperatorio es muy importante para evitar infecciones», sostuvo Patricia.

El director del hospital, Walter Villalba, destacó que los bebés que nacen con esta característica «pueden poseer, por ejemplo, una abertura vaginal parcialmente fusionada con un pene, más o menos desarrollado, y ovarios o testículos, los cuales suelen ser internos».

Agregó que antes se empleaba el término hermafrodita, pero «puede resultar engañoso e insensible, ya que compara una característica común en algunas especies de animales y plantas con una condición de nacimiento que ocurre en algunos pocos seres humanos». 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí