LOS NúMEROS DE LA EPIDEMIA |

En el país se confirman más de cinco mil casos por año

Según estimaciones, en Argentina sólo una cada dos personas infectadas está al tanto de su condición. De ellas, 56 mil se encuentran en seguimiento y 43 mil reciben el tratamiento antirretroviral. Las relaciones sexuales no protegidas continúan siendo la principal vía de transmisión, representando más del 80% de las nuevas infecciones.

En el país, cuatro de cada mil personas mayores de 15 años viven con VIH

Cada 1 de diciembre los Estados, junto a la sociedad civil y los organismos del sistema de las Naciones Unidas celebran, a través de distintas acciones, el Día Mundial de la Lucha contra el  Sida. Esta fecha representa una oportunidad para dar a conocer la situación general del VIH e impulsar avances en materia de prevención, tratamiento y atención a los infectados. Según datos oficiales, en Argentina hay 130 mil personas infectadas y solo la mitad de esta población conoce su condición. Unas 56 mil personas se encuentran en seguimiento en los servicios de salud y 43 mil reciben tratamiento antirretroviral gratuito (69% provisto por el Estado).

Concentración de casos

En el período 2007-2009 el 40% de los nuevos casos seguía correspondiendo a residentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el conurbano bonaerense. El 70% de la epidemia se concentra en la provincia de Buenos Aires, en la ciudad de Buenos Aires, en Santa Fe y en Córdoba.

Incidencia y prevalencia

Cada año se detectan 5500 nuevos diagnósticos de VIH, de los cuales un tercio corresponde a individuos que presentan síntomas o sus defensas están disminuidas. De acuerdo a los datos disponibles, en nuestro país cuatro de cada mil personas mayores de 15 años están infectadas. El promedio de edad es de 36 años en varones y de 32 años en mujeres. Sin embargo, en los últimos tres años, una de cada cinco personas con resultado positivo del testeo tenía 45 años o más. Entre los varones que tienen sexo con otros varones (más allá de su identidad de género u orientación sexual) la proporción es del 12%. Otras poblaciones que tienen prevalencias más altas que la media son las de trabajadoras/es sexuales con un 5% y las personas travestis y transexuales, donde la epidemia afecta a 3 de cada 10 personas.

Las relaciones sexuales sin uso del preservativo siguen siendo la principal vía de transmisión del virus. En el período 2007-2009, el 88% de los varones y el 84% de las mujeres diagnosticadas se habían infectado de ese modo. Además, continúan descendiendo la transmisión por uso compartido de material inyectable para el consumo de drogas que llega al 7% y también los casos detectados de infección en niños por transmisión vertical, que oscilan entre 80 y 100 nuevos diagnósticos por año.

Continúa en descenso la mortalidad por sida. En 2008 la tasa era de 35,3 por millón, que representa una caída del 15% en los últimos 5 años. Esto se vincula al mejor acceso al testeo y a la medicación antirretroviral.

El mundo y la epidemia

Según los últimos datos aportados por el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH-sida (ONUSIDA), 34 millones de personas viven con VIH alrededor del mundo. Como resultado del aumento en el acceso a los tratamientos, la tasa de nuevas infecciones se redujo un 21% con respecto a 1997.

“Llegar a cero” (Getting to zero) es el lema que impulsa el organismo internacional este año para esta celebración. Hace referencia a tres objetivos:  terminar con las nuevas infecciones por el virus, las muertes relacionadas al sida y la discriminación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí