PRIMER PREMIO |

Intervenciones telefónicas para pacientes con VIH

Por Celina Abud.- El Dr. Gustavo Kasparas, psiquiatra de Helios Salud, recibió un galardón de la OPS luego de encabezar un esquema de acciones exitosas para que los pacientes adhieran al tratamiento antirretroviral. En diálogo con DocSalud.com, explicó que mediante un sistema de alerta por computadora y una llamada, se puede detectar por qué el paciente no toma los remedios.

El pasado 3 de agosto, el Dr. Gustavo Kasparas, médico psiquiatra de Helios Salud viajó a Washington DC invitado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), luego de haber obtenido un galardón en un concurso organizado con el fin de recaudar experiencias exitosas para que las personas con VIH adhieran de manera correcta al tratamiento antirretroviral (TARV).

 

 Los datos internacionales arrojan que hasta un 50% de los afectados no siguen el esquema de medicación de manera indicada, lo que genera no sólo dificultades al afectado sino a la salud pública, por la aparición de cepas multirresistentes.  Ante la necesidad de revertir esta tendencia Kasparas demostró que mediante intervenciones simples pero basadas en “un duro trabajo en equipo”, se puede conseguir éxito en un 90% de los casos.

 

A pesar de la difusión masiva de las medidas de prevención, la epidemia del VIH/Sida sigue en ascenso en la región de América Latina y el Caribe. El área también comparte las cifras internacionales de la escasa adherencia a los tratamientos antirretrovirales, a pesar de que las terapias que se han simplificado y mostraron avances significativos a lo largo de los años. Concientes de este problema, la OPS organizó el concurso “Experiencias exitosas en el manejo de tratamientos antirretrovirales (TARV) en Latinoamérica y El Caribe” con el fin de plantearse cómo incorporar métodos efectivos en los países de la región. El trabajo “Sistema informático y Estrategias de Apoyo Telefónico específicamente orientados a optimizar la Adherencia al TARV”, llevado a cabo por Helios y encabezado por Kasparas obtuvo el primer premio.

 

“Sumamos evidencia científica de que usar el teléfono es útil”, bromeó Kasparas. Sin embargo, lograr que cerca de 5 mil personas siguieran el tratamiento de manera efectiva requirió de un duro trabajo en equipo, y el esquema adoptado se basa en cuatro ejes. Los dos primeros son el registro centralizado de farmacias y el sistema de alerta informático.

 

Desde 2007, todos los registros de las farmacias adheridas a Helios están centralizadas en la sede de la Ciudad de Buenos Aires. Que la información esté en un mismo lugar facilitó la tarea de generar un sistema de alerta informático para el retraso en el retiro de la medicación, que en un principio se generaba a los 15 días de demora y hoy lo hace a los cinco”, explicó el psiquiatra. Luego agregó que si se presentan estos retrasos, significa que el paciente no está cumpliendo con el esquema de manera correcta.

 

Mediante una pantalla con información que se actualiza a diario, profesionales capacitados en consejería, pueden actuar para ver por qué el paciente no adhiere de la manera indicada. Pero este problema no se limita a ser argentino. Estudios realizados por la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) demostraron que del 20 al 50% de los pacientes no sigue el esquema de medicación de manera correcta. Las causas de esta tendencia, según explica Kasparas, son múltiples.

 

“Un factor fundamental en el que siempre se tiene que trabajar es la relación médico-paciente; se debe generar un diálogo honesto en donde el médico pregunte sin juzgar y dedicar más tiempo a las consultas. Nuestro éxito en Helios se basa en que los infectólogos de cabecera se toman estos recaudos para brindar un excelente nivel de atención”, relató Kasparas.

 

Pero también existen las barreras generadas desde el mismo paciente. “En primer lugar están las creencias, es decir, si yo confío en el tratamiento, lo voy a seguir, pero si pienso que es un negocio farmacéutico y que me voy a curar haciendo actividad física, las chances de tomar los remedios de manera correcta son más difíciles”, apuntó. Desde el punto de vista de los aspectos psicológicos, la depresión hace que los individuos no le vean el sentido a seguir un tratamiento, mientras que las personas con ansiedad suelen asustarse al leer los amplios prospectos y piensan que los antirretrovirales van a hacerles daño. “Los trastornos del estados de ánimo son mucho más prevalentes en las personas que viven con VIH en comparación a la población general, incluso pueden llegar al doble o al triple”, indicó el especialista.

 

Otros factores que influyen a la adherencia es si se cuenta o no con el apoyo familiar, los factores económicos, ya que “si una persona no tiene plata para viajar difícilmente pueda buscar la medicación”, el consumo de sustancias psicoactivas , ya que “los usuarios de drogas o alcohol suelen tener una vida más caótica y también una toma más caótica de los remedios” y por último, los efectos vinculados a los antirretrovirales en sí mismos, como la tolerancia del paciente al esquema tratamiento.

 

En estos desencadenantes se basa la tercera clave para una adherencia exitosa: “se busca una persona capacitada en conserjería para realizar el llamado telefónico, alguien que pueda ser capaz de detectar cuál es el problema: si tiene que ver con el trabajo, se lo deriva a una asistente social de Helios; si la persona tiene un trastorno emocional, se lo deriva a un psiquiatra, y si los problemas tienen que ver con los efectos adversos de la medicación, se trabaja con el infectólogo de cabecera para ver cómo se puede cambiar el esquema”, relató Kasparas.

 

Por último, para que los países de América Latina y el Caribe puedan emular la experiencia, deben contar con los recursos suficientes para poder llamar a teléfonos celulares en diferentes ocasiones, y que la persona que realice las llamadas esté altamente capacitada en la cuestión de la confidencialidad, es decir, preguntar al paciente a qué hora se lo puede llamar y si su familia conoce su situación frente al VIH.

 

Luego de obtener el primer premio con  este trabajo que se desarrolla desde 2007, Kasparas tendrá hoy una videoconferencia On-Line con los autores de los otros 10 trabajos galardonados por la OPS. El objetivo: mejorar la calidad de vida de las personas que conviven con el virus y evitar un problema mayor para la salud pública en la región, ya que “si el tratamiento tiene múltiples abandonos, se crean cepas del virus multirresistentes que no responden a los esquemas disponibles, y una persona recientemente infectada con esa cepa puede correr el peligro de que por más que adhiera de manera perfecta, los tratamientos no respondan desde el vamos”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí