EMPLEO Y CONSERVACIóN |

Recomendaciones para el uso adecuado de cosméticos

Verificar los rótulos, no aplicar productos de adultos en niños, cerrar los envases y no exponerlos al sol son algunas de las sugerencias emitidas por la ANMAT. También recomendaron desechar maquillaje que fue usado durante enfermedades como conjuntivitis.

El Ministerio de Salud de la Nación recomendó revisar los rótulos de los cosméticos y verificar su fecha de vencimiento, al dar a conocer una serie de sugerencias para el adecuado uso de estos productos, de manera que no afecten la salud. La cartera recalcó que deben estar autorizados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

El ente regulador es el encargado de controlar la calidad de los productos de belleza, por lo que en los rótulos de los cosméticos debe estar presente su intervención. Profesionales de ese organismo advirtieron que quienes utilizan maquillaje «deben consultar su rótulo, en el que encontrarán ciertos datos, que en caso de que no estén presentes, podría revelar que se trata de un producto ilegítimo”.

El nombre del producto, número de lote, fecha de vencimiento, datos del titular, número de legajo del laboratorio elaborador o importador, indicación del contenido y modo de uso, son algunas de las indicaciones que deben verificarse antes de la compra.

Entre las recomendaciones para conservar las propiedades y el efecto de estos productos, se destacan el cerrarlos después de usarlos y conservarlos en su propio envase «para que no se vea malograda la calidad». También evitar almacenar los artículos de belleza en ambientes que los expongan al sol o a la humedad y lavarse las manos antes de manipularlos.

Las presentaciones en tubos, frascos o dosificadores «son más adecuadas que los potes, ya que se evita introducir los dedos en el contenido, y con ello no sólo los riesgos de contaminación, sino también la posibilidad de alterar las características del producto».

ANMAT aseguró además que «siempre es mejor desechar los cosméticos usados durante alguna enfermedad, por ejemplo el maquillaje de ojos si se tuvo conjuntivitis o labiales si hubo alguna lesión en los labios, para evitar el recontagio».

En cuanto a la duración de los maquillajes, el ente regulador informó que las leches corporales y las cremas de día «se conservan por más tiempo», en tanto que los lápices labiales «tienen una vida útil bastante larga, si están alejados de las fuentes de calor».

Con respecto a los protectores solares «aunque en la etiqueta se indique un periodo largo de vencimiento -que suele variar entre los 12 y los 36 meses-, es indispensable tener en cuenta que la exposición al calor sobre la arena caliente durante muchas horas modifica las condiciones de conservación».

Esta situación «probablemente altere su composición y la cobertura eficaz de los filtros UV (ultravioletas). En ese caso, es conveniente desechar el frasco a la vuelta de las vacaciones”, aconsejó el organismo.

El aroma y el color de los perfumes “son indicadores de su vida útil”, y aunque son a base de alcohol y tienen larga duración, “siempre hay que cotejar esos aspectos”.

Cómo utilizar estos artículos es otro eje a considerar “ya que si se recomienda que deben aplicarse de noche y se utilizan de día, puede generar manchas en la piel por el contacto con los rayos solares».

Asimismo, los productos destinados a adultos que son utilizados en niños o bebés “podrían generan efectos tóxicos por contacto con la piel, tal es el caso de los repelentes de mosquitos”. Se suma la ingestión accidental, por ejemplo de pastas dentales con flúor, o inhalación de aerosoles “ya que en muchos casos poseen ingredientes y concentraciones de uso muy distintas a las permitidas para especialidades infantiles”.

Para evitar reacciones no deseadas “es conveniente no colocarse perfumes o colonias antes de exponerse al sol, ya que en personas susceptibles a algunas de las sustancias que componen las fragancias, pueden generar manchas, irritación en la piel o reacciones alérgicas”.

Los individuos sensibles “deben seleccionar productos en cuyo rótulo se indique que es ´hipoalergénico´, y bajo ninguna circunstancia, deben aplicar los productos en áreas de la piel irritadas o lesionadas», señaló ANMAT.

Ante alguna duda acerca de la legitimidad de estos elementos, los consumidores pueden consultar al 0800 333 1234, que es la línea gratuita de atención a la comunidad del Programa ANMAT Responde.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí