EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES |

Sarampión: se intensifican acciones tras nuevos casos

Se incrementarán los esfuerzos de detección y bloqueo. La decisión fue consensuada en una reunión de autoridades de la ciudad y la provincia con representantes de sociedades científicas y de la Organización Panamericana de la Salud.

Ante la confirmación de nuevos casos de sarampión en la provincia de Buenos Aires, el Ministerio de Salud de la Nación ha resuelto intensificar las acciones de detección y bloqueo, además de reiterar la importancia de que la población complete los esquemas de vacunación según la edad.

 

La decisión fue consensuada en una reunión que funcionarios del organismo mantuvieron con las autoridades sanitarias bonaerenses y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, además de representantes de las sociedades científicas y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

 

En ese encuentro, realizado el pasado martes en la sede de la cartera sanitaria, se puso de manifiesto que en la actualidad se observa un descenso en la notificación de casos sospechosos, por lo que es fundamental aumentar la sensibilidad en la sospecha clínica, intensificar las medidas de control y sostener las acciones de prevención a través de la inmunización según las recomendaciones vigentes.

Los primeros casos confirmados por el Ministerio de Salud de la Nación el 18 de agosto último fueron cuatro registrados en el partido bonaerense de San Isidro. Entre esa fecha y el día de hoy, el total de casos confirmados es de 16, todos de residentes en la provincia de Buenos Aires y con evolución favorable.

Desde la emisión de una alerta epidemiológica difundida el 22 de agosto pasado por el Ministerio de Salud de la Nación se incrementó la notificación de casos sospechosos, pero desde el 7 de septiembre se observa un descenso que podría sugerir una disminución de la sospecha y de la notificación.En este contexto, toda la población del país debe tener completo el esquema con la siguiente cantidad de dosis acreditadas:

 

-De 13 meses a 14 años, certificar o completar la administración de DOS DOSIS de vacuna.

 

-De 15 a 50 años, aplicar UNA DOSIS de vacuna a quienes no pudieran acreditar dos dosis de la vacuna antisarampionosa en algún momento de la vida o no recibieron una dosis durante las campañas de vacunación sarampión-rubeola en adultos (2006 al 2009).

 

-Como la situación se circunscribe a la provincia de Buenos Aires, exclusivamente para residentes en esa jurisdicción y en la Capital Federal se indica una dosis de vacuna a todos los niños de entre 6 y 12 meses. Esta dosis es extra, no reemplaza a la indicada por calendario a los 12 meses.

 

La vacuna antisarampionosa se introdujo en el país en 1969 y fue incluida en el Calendario Nacional de Vacunación en 1972. El actual esquema de inmunización con vacuna Triple Viral (sarampión-rubéola-paperas), que se suministra en niños al cumplir un año y una segunda dosis al ingreso escolar, se incorporó en 1998. Un año antes se inició un brote que finalizó en 1999 y produjo alrededor de 12.000 casos en todo el país. Los últimos seis casos de sarampión autóctono en Argentina se reportaron en el año 2000 en la provincia de Córdoba.

En los últimos años, el Ministerio de Salud de la Nación realizó tres campañas de refuerzo de la vacunación contra la enfermedad destinadas a niños en los años 2002, 2004 y 2009, y dos campañas en 2006 y 2008 para adultos.

En tanto, las autoridades sanitarias nacionales, de la provincia de Buenos Aires y la ciudad homónima, así como representantes de sociedades científicas y la OPS, llevaron a cabo sucesivas reuniones de seguimiento de la situación epidemiológica a partir del pasado 6 de agosto, cuando fueron notificados en territorio bonaerense casos de sarampión en personas que viajaron a Sudáfrica.

El sarampión es una enfermedad viral aguda, potencialmente grave, transmisible y extremadamente contagiosa. Se trasmite a través de las gotitas de saliva que se producen al hablar, toser o estornudar, o por contacto con objetos contaminados con las secreciones de personas que están incubando o presentan la enfermedad. Las manifestaciones clínicas son: fiebre mayor a 38 grados, conjuntivitis, tos, y erupciones generalizadas centrífugas, con espacios de piel sana que comienza en la cara, en la zona retroauricular y desciende al tronco y los miembros.

Como esta vacuna forma parte del esquema del Calendario Nacional de Vacunación, la Argentina cuenta con dosis suficientes para aplicar la primera dosis en niños a partir de los seis meses y completar los esquemas en las edades indicadas. La única forma de prevenir la enfermedad es vacunándose y las dosis se aplican en forma totalmente gratuita en todos los hospitales y vacunatorios públicos del país.

 

Ante cualquier consulta, la población puede visitar el sitio web www.msal.gov.ar o comunicarse con la línea telefónica gratuita 0-800-222-1002 – Opción 5.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí