ATENCIóN HOMBRES |

Los mitos sobre la vasectomía

La vasectomía es la ligadura quirúrgica de los conductos deferentes del varón y es un procedimiento que se realiza en quirófano. Hay muchas dudas al respecto.

En qué consiste realmente la vasectomía (Foto: Pixabay)
En qué consiste realmente la vasectomía (Foto: Pixabay)

La vasectomía es la ligadura quirúrgica de los conductos deferentes. Es un procedimiento que se hace con anestesia, puede ser anestesia local o una sedación más anestesia local. Existen diferentes técnicas, lo que se denomina vasectomía convencional o vasectomía sin bisturí, descripta en el año 1974. La que más se usa es la vasectomía convencional y en algunos centros se realiza la vasectomía sin bisturí, que tiene una menor incisión y tiene una recuperación más rápida.

Consta de seccionar el conducto deferente que lleva los espermatozoides en el momento del eyaculado, para unirse con el líquido seminal que es producido por las vesículas seminales, para formar el semen en la uretra y de ahí ser expulsado a través del eyaculado. El paciente va a eyacular el mismo volumen que anteriormente a la vasectomía, solamente que no va a tener presencia de espermatozoides. Uno de los miedos/tabúes es no eyacular y en este caso, la eyaculación no está comprometida con la vasectomía. Lo único que no van a aparecer son los espermatozoides en el eyaculado, la erección y todas las demás funciones sexuales no se ven comprometidas.

Incremento de casos

“Desde el año 2006 que existe una ley en Argentina y el número de vasectomías se ha incrementado. Hoy por hoy, es muy solicitada en el ámbito urológico, ya que ha sido acompañada por los cambios sociales, con el entendimiento masculino de la participación en la anticoncepción, la cual ya no es atribuida únicamente a la parte femenina, sino que los hombres también se hacen responsables de la anticoncepción y disminuir el impacto de anticonceptivos orales en la mujer o el uso del diu o el uso de preservativo en parejas estables”, afirma el Dr. Omar Layus, andrólogo de WeFIV. Y agrega: “Siempre priorizamos el uso de preservativo como prevención de enfermedades de transmisión sexual”.

La vasectomía se popularizó, en la sociedad se habla del tema, y tanto es una inquietud del hombre o también es un diálogo con su pareja, la realización de la técnica, ya que la ligadura tubaria en la mujer implica un proceso mucho más complejo.

“Con respecto a la vasectomía, hay una aceptación social a nivel mundial”, sostiene Layus. En nuestro país sólo tenemos 15 años de promulgada la ley y el impacto ha sido muy positivo. Las consultas son muchas y el número de pacientes vasectomizados aumenta cada vez más. “Creo que también es un cambio social que lleva a que el hombre sea responsable de la anticoncepción y no sólo la mujer. La aceptación de la vasectomía es acorde a los cambios sociales que estamos viendo ahora, de igualdad de ambos géneros”, afirma el especialista.

“Podríamos decir que hoy en día, el tema vasectomía está presente en el bar, en la reunión de amigos, está en el asado. Entonces ya cuando una práctica quirúrgica está así de instalada en la vida cotidiana empieza a hacerse muy familiar la consulta sobre vasectomía. Los hombres averiguan a través de internet, investigan los métodos, se sacan los miedos y realmente cuando llegan a la consulta están muy decididos. Para la realización de la vasectomía, es importante ser mayor de 18 años, estar decidido, realizarse un pre quirúrgico y luego la cirugía. No se necesita ningún otro estudio previo ni un espermograma”, concluye Layus.

Tipos de vasectomía

A su vez, esta ubicación de la vasectomía que se realiza a nivel escrotal, también contempla un porcentaje de pacientes que van a querer revertir la vasectomía. Este es un procedimiento quirúrgico que se realiza bajo un microscopio, es una microcirugía, en la cual se remueve el lugar del corte deferente y se vuelven a unir ambos cabos de este conducto para realizar la permeabilidad del pasaje de los espermatozoides a la uretra. Tiene entre un 75 y 85% de porcentaje de éxito. Dura 2 hs y media y se realiza con anestesia general.

Lo interesante también es que si el paciente quiere volver a tener hijos, o hacer un tratamiento para lograrlo, puede hacer una biopsia testicular, con recuperación espermática a nivel de un procedimiento quirúrgico en el testículo a través de una pequeña incisión, y se obtienen espermatozoides que pueden utilizarse con una técnica de reproducción asistida.

También, algunos pacientes deciden criopreservar semen antes de realizarse la vasectomía. Con el congelamiento de una o dos muestras previo a la operación se aseguran que no deberán operarse en el futuro si quieren ser padres.

Mitos

Los mitos principales son:

No eyacular: ya que el eyaculado es muy importante para el varón o que tenga alguna implicancia en el deseo sexual o en la testosterona. Por eso, siempre explicamos que la vasectomía no tiene implicancia en ninguna de estas cuestiones. Creo que es un trabajo del médico agotar todas las dudas del paciente. Siempre decimos que el paciente tiene que estar decidido y generar todas las entrevistas que él necesite para ganar esa confianza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí