REMEDIOS QUE DESINFLAMAN AL INSTANTE |

Alivio a la tendinitis sin yeso ni férula

Hombros, codos, rodillas, talones y muñecas son los que más suelen inflamarse y generar molestos dolores. A continuación, algunos consejos útiles para prevenir y calmar la tendinitis.

Consejos para aliviar la tendinitis sin yeso (Foto: Pixabay)
Consejos para aliviar la tendinitis sin yeso (Foto: Pixabay)

La tendinitis es una inflamación de un tendón del cuerpo. Estos son como una especie de cuerdas bien resistentes que unen los músculos con los huesos y permiten que los primeros muevan a los segundos. Cuando estas cuerdas se resienten y se inflaman provocan dolor y sensibilidad cerca de la articulación.

Las causas más comunes por las que se produce la tendinitis son los movimientos repetitivos, es decir un uso excesivo de los tendones, y algunos traumatismos. Asimismo, también puede deberse a ciertas enfermedades, como la diabetes o la artritis reumatoide. Otra posible causa es la edad, ya que a medida que pasan los años los tendones van perdiendo su elasticidad.

En general, la tendinitis suele aparecer en los hombros, en los codos (también llamada «codo de tenista»), las rodillas, los talones, las muñecas y los dedos de las manos.

Prevención y tratamiento

La mejor forma de prevenir la aparición de tendinitis es evitando, justamente, la sobrecarga de los tendones, disminuyendo la intensidad de los ejercicios o de las tareas. Por otra parte, los ejercicios de estiramiento también pueden colaborar en la prevención de la tendinitis.

Una vez que la afección se instaló, la tendinitis puede tratarse con reposo, hielo, aplicación de calor y fármacos para aliviar el dolor y reducir la inflamación. En ciertos casos, también se recurre a férulas o yeso para inmovilizar la articulación afectada. Otros tratamientos incluyen ultrasonido, rehabilitación y fisioterapia, con el objetivo de fortalecer el músculo y mejorar el funcionamiento del tendón, evitando así la reincidencia o la rotura del tendón.

Soluciones al alcance de la mano

Terapia del hielo: Aplicar hielo durante unos 15 minutos y reposar 45 minutos. Repetir al menos tres veces seguidas. De esta manera, se logra reducir la inflamación, una de las principales causas del dolor.

Compresas de manzanilla: Realizar una infusión con flores de manzanilla y aplicar en forma de compresa húmeda y caliente (sin que llegue a quemar).

Cataplasma de cebolla: Picar una cebolla pequeña en rebanadas y como cataplasma sobre la zona afectada durante 10 o 15 minutos. Si hay dolor, complementar con una compresa de hielo por 5 minutos.

Baños curativos: En un recipiente con agua tibia agregar un puñado de sal gruesa y un vaso de vinagre, sumergir la zona afectada por aproximadamente 20 minutos. Repetir tres veces al día. Si la lesión está en el hombro, aplicar en forma de compresas.

Compresas de verbena: Cocer un puñado de hojas de verbena en agua durante 15 minutos. Luego, mojar unas compresas y aplicar sobre la zona dolorida.

Infusión de regaliz: Beber tres tazas al día de té de esta hierba ayuda a reducir la inflamación. Sin embargo, no debe utilizarse en caso de problemas de corazón o hipertensión.

Ungüento de Aloe: Tomar una hoja de aloe vera (si es el grueso, mejor), quitarle la corteza y licuar. Aplicar sobre la zona afectada cubriendo con un vendaje.

Infusión de corteza de sauce blanco: Es un efectivo alivio natural para el dolor, ya que posee un químico similar a la aspirina. Colocar dos a tres cucharaditas soperas de corteza en una taza de agua hirviendo y beber tres veces al día.

Masajes con alcohol de romero: Colocar en un frasco de vidrio oscuro con cierre hermético 25 gramos de romero y 250 centímetros cúbicos de alcohol etílico. Tapar bien y dejar en reposo una semana. Luego, colar y efectuar masajes suaves en el área afectada.

Acupuntura: Las agujas colocadas en los puntos correctos ayudan a reducir el dolor y mejoran la habilidad para mover la zona afectada.

Dos alimentos que desinflaman

El ananá, por su contenido de bromelina, posee propiedades antiinflamatorias que permiten contrarrestar el dolor.

Los cítricos y todas las frutas que aportan vitamina C también ayudan a reducir la inflamación, la cual es una consecuencia directa de la tendinitis.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí