Actualidad
Dr. Carlos Blanco - Sociedad Argentina de Nefrología

Conciencia e información, dos claves para conseguir más donantes de riñones

En Argentina 6 mil personas esperan por un trasplante renal, pero sólo lo reciben mil cada año. Resulta crucial que la sociedad comprenda el valor de donar sus órganos y que conozca cuál es el impacto de esa decisión en la vida de estos pacientes.



Este año, el Día Mundial del Riñón busca promover la donación. Ocurre que, en la actualidad, debido a la escasez de donantes sólo un pequeño porcentaje de las personas que necesitan un trasplante lo recibe. En nuestro país, unas 6 mil personas esperan un trasplante renal, pero se concretan mil operaciones anuales, es decir, tan sólo el 17%. Además, Argentina contabiliza 26.700 personas en el registro de Insuficiencia Renal Crónica Terminal, ingresando 17 nuevos pacientes por día a dicho registro.

Otro ejemplo de la necesidad de donantes son los datos de EEUU, donde en 2008 más de 75 mil personas esperaban un trasplante, mientras que sólo había 15 mil riñones disponibles, dejando así a 60 mil personas en lista de espera.

Estas cifras tendrían que llamarnos a la reflexión, más aún cuando un trasplante de riñón implica para un paciente una franca mejoría en su calidad de vida. Esa es la razón por la que el mensaje de este año es: “Dona - riñones para la vida – recibe”.

Promover esta conducta nos lleva también a realizar un análisis que explique cuáles son las causas por las que no hay suficientes donantes. Entre éstas, se destaca la desinformación de la sociedad acerca de este tema, debido a los escasos recursos que se vierten en promocionar la trascendencia del acto solidario que implica la donación de órganos. En este sentido, es necesario que la población conozca la seriedad y transparencia con la que se realiza la actividad relacionada con trasplantes en nuestro país. Sólo actuando sobre estas causas se podrán alcanzar mejores y mayores resultados.

Si bien, como lo hizo saber el INCUCAI a principios de 2012, en los últimos años hubo grandes avances y mayor cantidad de donantes, todavía queda mucho camino por recorrer en conjunto: las autoridades, los profesionales y la comunidad toda.

Al mismo tiempo, hay que concientizar a la población sobre cómo prevenir la enfermedad renal, en especial porque cuando la patología se vuelve crónica está asociada a complicaciones debilitantes, e impone un serio detrimento en la calidad de vida de los pacientes que la sufren.         

Otro factor a destacar es que, lamentablemente, esta enfermedad no suele presentar síntomas ni siquiera en etapas avanzadas, en las cuales los pacientes deben recurrir a tratamientos complejos y costosos, como la diálisis y el trasplante.                                             

Por eso, es tan importante que las personas realicen un correcto seguimiento a cargo de médicos nefrólogos, ya que así se puede retrasar la progresión de dicha enfermedad llegando, incluso, a detenerla en algunos procesos específicos. Todo esto sólo es posible si se actúa precozmente. 

Como estrategias prioritarias de prevención de la enfermedad renal crónica cabe citar el control de la presión arterial, la diabetes y el pesquisar la pérdida de proteínas por el riñón.

También, es fundamental adoptar hábitos de vida saludable y conocer que la obesidad, el tabaquismo y el sedentarismo son factores que inciden de modo trascendente en el daño del funcionamiento de los riñones.

Este año se celebra el séptimo Día Mundial del Riñón, un evento organizado conjuntamente por la Sociedad Internacional de Nefrología (ISN) y la Federación Internacional de Fundaciones Renales (IFKF). En nuestro país, la organización está a cargo de la Sociedad Argentina de Nefrología, con un gran número de actividades en todo el país. También, llamó a la comunidad médica a adherir a las campañas de difusión de las medidas de prevención y fomentar actividades para aumentar la conciencia de donación de órganos en la población. El año pasado, en esta conmemoración global, se logró la participación de 110 países y el establecimiento de reuniones entre pacientes renales, médicos y autoridades locales. 

Esta fecha ha cobrado cada vez más importancia y jerarquía, convirtiéndose en el esfuerzo más exitoso para despertar el interés del público en general y de los funcionarios gubernamentales sobre los peligros de la enfermedad renal crónica. Es el deseo de todos los que trabajamos en esta especialidad que en 2012 se logre llegar a más personas para poderles transmitir la urgente necesidad de que donen sus órganos.

El Dr. Carlos Luis Blanco es Secretario de la Sociedad Argentina de Nefrología y Jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Aeronáutico Central.


Dejá tu comentario