CóMO PREVENIRLA |

Consecuencias del Covid-19: crecieron los casos de la enfermedad del ojo seco

El Covid-19, el teletrabajo y el exceso de utilización de dispositivos electrónicos, trajo consecuencias que con el correr del tiempo cada vez se hacen más notorias. Una de ellas es la enfermedad del ojo seco.

Cómo identificar y tratar al ojo seco (Foto: Pixabay)
Cómo identificar y tratar al ojo seco (Foto: Pixabay)

“El ojo seco es una enfermedad multifactorial que involucra toda la superficie ocular, esto incluye la lágrima y los párpados. Se produce por factores externos como los irritantes ambientales (humo, smog), uso de dispositivos electrónicos (celulares, tablets, pantallas) y aires acondicionados. Otras causas podrían ser la ingesta de medicamentos (antihistamínicos, descongestivos, diuréticos, betabloqueantes) y algunas enfermedades como los problemas de tiroides, enfermedades de la piel, entre otras. La alteración en la lágrima y consecuente ojo seco ocasionan liberación de sustancias que lastiman la superficie ocular causando los síntomas de ardor, picazón, ojo rojo e irritación ocular que alteran la calidad visual y resultan muy molestos en la actividad cotidiana”, afirma la Dra. Ana Sanseau, oftalmóloga asesora médica de Bausch y Lomb.

Los Hialuronatos de Sodio han sido utilizados en la oftalmología desde hace muchos años. Desde la década de los 90 se ha fundamentado su uso en su capacidad para retener agua y resistir la deshidratación con excelente perfil de seguridad para los individuos. Entre otra de sus propiedades se encuentra la viscoelasticidad que le permite comportarse como un fluido intermedio entre viscoso y sólido-elástico acorde a las necesidades, esto le otorga mayor tiempo de permanencia en la superficie ocular y disminuir la frecuencia de aplicación de la gota, permitiendo mayor rendimiento del producto. En investigaciones más recientes se ha demostrado que resulta efectivo para la protección de la superficie ocular promoviendo la regeneración de la córnea a través de la estimulación de la migración, adhesión y proliferación de las células de dicha superficie.

La elección de una lágrima debe contemplar de forma integral el tipo de ojo seco que padece el paciente. Los Hialuronatos de Sodio poseen, por sus propiedades fisicoquímicas, efecto humectante con excelente tolerancia en la aplicación y distribución en la superficie ocular gracias al parpadeo. Tienen acción terapéutica al actuar sobre receptores específicos de la membrana celular, responsables de disminuir la respuesta inflamatoria y de facilitar la recuperación de las lesiones producidas por el ojo seco. Es óptima su indicación para el manejo del ojo seco en la mayoría de los casos.

Las lágrimas con Hialuronatos de Sodio constituyen una herramienta de relevancia a la hora de tratar este grupo de pacientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí