Clínica
Cuidados

¿Qué significa tener mamas densas?

El tejido mamario denso se detecta en una mamografía. A veces, a las mujeres que tienen mamas densas se les recomiendan otras pruebas de diagnóstico por imágenes.



Si una mamografía reciente mostró tejido mamario denso, tal vez te preguntes qué significa esto con relación al riesgo de cáncer de mama. Los médicos saben que el tejido mamario denso hace que los exámenes para detección del cáncer de mama sean más difíciles y aumenta el riesgo de contraer cáncer de mama.

El término “tejido mamario denso” se refiere al aspecto del tejido mamario en una mamografía. Es un hallazgo normal y frecuente.

Según explican profesionales de la Mayo Clinic, el tejido mamario está compuesto por glándulas mamarias, conductos galactóforos y tejido de sostén (tejido mamario denso), y tejido graso (tejido mamario no denso). Al observar una mamografía, las mujeres con mamas densas presentan más tejido denso que tejido graso.

En una mamografía, el tejido mamario no denso se ve oscuro y transparente. El tejido mamario denso se ve como una zona blanca sólida en la mamografía, lo que hace que resulte difícil ver a través de él.

¿Cómo determinan los médicos si tienes tejido mamario denso?

El radiólogo que analiza tu mamografía determina la proporción de tejido denso y tejido no denso, y asigna un nivel de densidad mamaria. Los niveles de densidad se describen a través de un sistema de informe de resultados denominado Sistema de informes y registro de datos de estudios por imágenes de la mama (BI-RADS, por sus siglas en inglés). Con frecuencia se registran en el informe de tu mamografía mediante letras. Los niveles de densidad son:

  • A. Predominantemente graso, implica que el tejido de las mamas está compuesto por grasa casi en su totalidad. Aproximadamente 1 de cada 10 mujeres tiene este resultado.
  • B. Áreas dispersas de densidad fibroglandular, implica que hay algunas áreas dispersas de densidad, pero la mayor parte del tejido mamario es no denso. Aproximadamente 4 de cada 10 mujeres tiene este resultado.
  • C. Heterogéneamente denso implica que hay algunas áreas de tejido no denso, pero la mayor parte del tejido mamario es denso. Aproximadamente 4 de cada 10 mujeres tiene este resultado.
  • D. Extremadamente denso implica que casi todo el tejido mamario es denso. Aproximadamente 1 de cada 10 mujeres tiene este resultado.

En general, cuando las mujeres tienen mamas clasificadas como heterogéneamente densas o extremadamente densas se considera que tienen mamas densas. Alrededor de la mitad de las mujeres que se realizan una mamografía las presentan.

¿Cuáles son las causas del tejido mamario denso?

No se sabe con certeza por qué algunas mujeres tienen una gran cantidad de tejido mamario denso y por qué otras no. Es posible que tengas más propensión a tener mamas densas si reunís algunas de estas condiciones:

  • Ser joven. El tejido mamario tiende a ser menos denso a medida que envejeces, aunque algunas mujeres pueden tener tejido mamario denso a cualquier edad.
  • Tener un índice de masa corporal bajo. Las mujeres con menos grasa corporal son más propensas a tener tejido mamario más denso en comparación con las mujeres que tienen obesidad.
  • Tomar terapia hormonal para tratar la menopausia. Las mujeres que reciben una terapia de combinación hormonal para aliviar los signos y síntomas de la menopausia son más propensas a tener mamas densas.

¿Por qué es importante la densidad de las mamas?

Las mamas densas te afectan de dos maneras:

  • Aumentan la posibilidad de que no se detecte el cáncer de mama mediante una mamografía, ya que el tejido de mama denso puede ocultar un posible tumor.
  • Aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama, aunque los médicos no saben exactamente por qué.

¿Qué exámenes se recomiendan para la detección de cáncer de mama?

La mayoría de las organizaciones médicas recomiendan que las mujeres con un riesgo promedio de tener cáncer de mama consideren realizarse una mamografía regularmente una vez al año a partir de los 40 años.

Se considera que las mujeres con mamas densas, pero sin otros factores de riesgo de cáncer de mama, tienen un riesgo mayor de presentar cáncer de mama que el promedio. Es posible que se vean beneficiadas por el análisis anual para detección de cáncer de mama.

El tejido mamario denso dificulta la interpretación de una mamografía porque el cáncer y el tejido mamario denso aparecen blancos en este estudio.

A pesar de las preocupaciones acerca de la detección de cáncer en mamas densas, las mamografías aún son herramientas de detección efectivas. El tipo de mamografía más común, la mamografía digital, guarda imágenes de las mamas como archivos digitales en lugar de una película y permite la realización de un análisis más detallado. Esto es más eficaz para encontrar cáncer en tejido mamario denso que con la tecnología vieja de mamografía en película.

¿Hay otras pruebas más efectivas?

Existen pruebas de las que se desprende que hacerse exámenes adicionales aumenta la probabilidad de detectar el cáncer mamario en tejido mamario denso. No obstante, las pruebas adicionales conllevan riesgos adicionales, y no hay un método de análisis adicional probado que reduzca el riesgo de morir de cáncer mamario.

Es posible que con tu médico consideren un análisis adicional o complementario en función de tus otros factores de riesgo y tus preferencias personales.

Entre los exámenes complementarios para la detección del cáncer mamario se pueden incluir los siguientes:

  • Mamografía 3D (tomosíntesis mamaria). La tomosíntesis utiliza rayos X para tomar varias imágenes de la mama desde distintos ángulos. Una computadora sintetiza las imágenes para formar una imagen tridimensional de la mama. Muchos centros de mamografía se encuentran en transición para incorporar mamografías 3D como parte de la tecnología de mamografía estándar.
  • Resonancia magnética de las mamas. Para la resonancia magnética se utilizan imanes para crear imágenes de la mama. En este método no se usa radiación. Se recomienda la resonancia magnética de mama para las mujeres con un alto riesgo de tener cáncer mamario, como aquellas con mutaciones genéticas que aumentan el riesgo de cáncer.
  • Ecografía mamaria. Para la ecografía se utilizan ondas sonoras para analizar el tejido. Por lo general, se utiliza una ecografía de diagnóstico para investigar las zonas preocupantes observadas en una mamografía.
  • Diagnóstico por imágenes molecular de mama. En este tipo de prueba diagnóstica, también conocida como imágenes gamma específicas de la mama, se utiliza una cámara especial (cámara gamma) que registra la actividad de un trazador radiactivo. El trazador se inyecta en una vena en el brazo. El tejido normal y el tejido canceroso reaccionan de manera diferente ante el trazador, que se puede ver en las imágenes producidas por la cámara gamma. El diagnóstico por imágenes molecular de mama se realiza cada dos años además de la mamografía anual.

Cada análisis tiene sus ventajas y sus desventajas. Aunque se ha demostrado que cada análisis detecta más casos de cáncer mamario que la mamografía, no se ha probado que las pruebas por imágenes más nuevas reduzcan el riesgo de morir de cáncer mamario, como se ha hecho con la mamografía de película estándar.

Dejá tu comentario