Clínica
Dermatología

Verano: a cuidar la piel del sol, aunque no salgamos de vacaciones

En pandemia, los dermatólogos enfatizan en usar protector. A la vez brindan tips para incorporar vitamina D de manera saludable sin dañarnos y recuerdan que los pacientes no deben suspender los controles.



Llega el verano tras el año de la pandemia de coronavirus y no son pocos los que vieron suspendidos sus planes para ese viaje a la playa, a la montaña o cualquier otro destino. Pero el que nunca se toma vacaciones es el sol y, aunque no carguemos el protector solar en el bolso o la valija, debemos llevarlo puesto, más si hacemos actividades al aire libre.

“El cáncer de piel puede prevenirse, las lesiones no son invisibles, se ven. ¡Miremos entonces!”, señaló a DocSalud la doctora Ana Clara Acosta (MN 107559), médica dermatóloga y miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología, entidad que desde hace años llama a cuidarse de los efectos de la luz solar.

Además de brindar recomendaciones para la exposición –tanto al salir como cuando se quiere contrarrestar por vía solar los déficits de vitamina D- , Acosta recomendó tener un dermatólogo de referencia, realizarse los controles anuales y no demorar la consulta en caso de tener una lesión nueva o una lesión conocida pero que se haya modificado en crecimiento, cambios de color y sangrado, entre otros factores.

 

Periodista: ¿Qué preocupación muestran los dermatólogos de cara a la Covid-19 frente al cuidado de la piel?

Ana Clara Acosta: La pandemia cambió muchas cosas, nuestra actividad dejó de ser la habitual como dermatólogos y tuvimos que adaptarnos a atender pacientes con Covid.  El sistema de salud se adaptó, y dejamos de atender a las personas que habitualmente controlaban su piel para detectar precozmente lesiones sospechosas y quedaron suspendidos muchos tratamientos de aquellos que ya tenían diagnóstico.  La cuarentena que nos hizo “quedarnos en casa” no contempló las patologías preexistentes de millones individuos, que también necesitaban atención.

P.: ¿Temen que la población asocie protección solar con vacaciones y que no se cuiden si se quedan?

A.C.A: La Campaña Nacional de prevención del cáncer de piel que organiza la Sociedad Argentina de Dermatología lleva 27 años, y logramos que ese concepto protector-vacaciones se haya ido modificando. Cada vez más gente usa protector en el día a día en las zonas expuestas como una rutina, mucho más todavía si se hacen actividades al aire libre.  Seguiremos desde nuestro lugar de atención educando a cada paciente. A la vez, esa persona que tuvo un cáncer de piel en general es multiplicadora de fotoeducación a su entorno, y eso es infinito.

P.: Sabemos que al salir menos por la pandemia se vieron grandes déficits de vitamina D. ¿Qué recomiendan para la exposición de la gente que quiere recuperarla por vía solar?

A.C.A.: Es verdad que el quedarnos en casa nos hizo tener menos exposición y por lo tanto menos síntesis de vitamina D. Ahora podemos recuperarla de manera segura exponiéndonos al sol diariamente 20 minutos, en los horarios seguros antes de las 10 y después de las 16.

P.: ¿Qué recomendaciones básicas daría para protegernos del sol?

A.C.A.: En lo posible no exponernos al sol entre las 10 y las 16; usar protector solar de marca reconocida y factor de protección solar no menor a 30; reaplicarlo luego de dos horas o de haber estado en contacto con el agua;  usar otros elementos de protección (sombras, sombreros, mangas largas, anteojos de sol con filtro UV).  Los niños no deben estar expuestos al sol directo, deben tener ropa protectora o protector solar, ya que las quemaduras solares a esa edad son un importante antecedente para el cáncer de piel en la adultez.

P.: ¿Cómo están hoy las consultas dermatológicas tras el pico de la pandemia?

A.C.A.: En este momento empezamos a tener mayor afluencia de pacientes, pero aún muchos tienen miedo de salir, y mucho más si la consulta es en un hospital que atiende pacientes con Covid-19. Es necesario hacer el control que corresponda, anual para los que nunca tuvieron un cáncer de piel, o con mayor frecuencia según el caso.

Dejá tu comentario