LO ANUNCIó LA ANVISA |

Brasil también retira del mercado polémica droga contra diabetes

La medicina Avandia vuelve a sufrir otro revés, tras la prohibición de su venta en Europa y la restricción para casos especiales en EEUU. Asocian el uso del producto con riesgos cardiovasculares desde 2007.

El Gobierno brasileño ordenó la retirada del mercado de la medicina contra la diabetes Avandia, una medida similar a la adoptada la semana pasada por la Agencia Europa del Medicamento (EMEA) debido al riesgo de ataques cardíacos.

La Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) de EEUU también había anunciado la semana pasada restricciones a la venta de la medicina producida por la multinacional GlaxoSmithKline aunque mantuvo la autorización para su distribución y comercialización.

 
La suspensión del registro en Brasil de las medicinas que tienen como principio activo la rosiglitazona (Avandia) fue anunciada hoy por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), el organismo del Ministerio de Salud que regula el sector.

 
«La decisión fue tomada tras la evaluación de estudios que demuestran que los riesgos de uso de la medicina superan sus beneficios», explicó la Anvisa en un comunicado, que luego agrega que «entre los problemas identificados durante la evaluación del Avandia está la alta probabilidad de ocurrencia de infarto de miocardio, insuficiencia cardíaca, derrame y otros disturbios cardíacos asociados al uso del producto».

 

Además de suspender el registro de la medicina, que era comercializada en el país desde 1999, la Anvisa determinó que la GlaxoSmithKline retire inmediatamente el producto de todas las droguerías del país.

La Agencia orientó a los pacientes que usan Avandia para tratar la diabetes Mellitus de tipo 2 a que consulten con sus médicos la adopción de un nuevo tratamiento. Igualmente aclaró que actualmente hay disponibles en el país otras nueve medicinas para tratar ese tipo de diabetes.

El organismo advirtió que los pacientes que usan la medicina no deben suspender el tratamiento sin haber consultado antes a un médico y los orientó a relatar a los especialistas cualquier sospecha de problemas cardiovasculares.

La semana pasada la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) de EE.UU., ante los estudios que advierten sobre los riesgos de la medicina, anunció su decisión de condicionar la venta a que el fabricante use nuevas etiquetas más llamativas para informar sobre los riesgos.

En Europa los expertos también consideraron que los riesgos del Avandia superaban los beneficios y la Agencia Europea de Medicamentos optó por retirarlo del mercado.

Los efectos colaterales del remedio, uno de los productos más vendidos de GlaxoSmithKline, vienen siendo analizados por diferentes expertos desde que un estudio de 2007 lo vinculó a posibles casos de ataque cardíaco. El medicamento ayuda a los diabéticos a controlar sus niveles de azúcar en la sangre y la presión sanguínea.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí