LA CAB Y EL CONICET |

Buscan promover proyectos científicos innovadores

A través de una asociación entre el Estado y empresas del sector se busca impulsar la investigación y el desarrollo biotecnológico del país. Esta cooperación público-privada se propone contribuir a mejorar el acceso de la población a los últimos avances científicos.

En un encuentro entre autoridades del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y la Cámara Argentina de Biotecnología (CAB), realizado en los primeros días de julio, se discutieron estrategias para fortalecer potencial de la biotecnología para el desarrollo científico nacional. En este contexto se señaló la importancia de la cooperación pública-privada para capitalizar el conocimiento en innovación tecnológica.

Roberto Salvarezza, titular del CONICET destacó la importancia estratégica y calificó como “valioso” al aporte que este trabajo conjunto con la CAB puede brindar para poner a disposición de la sociedad los últimos avances científicos. Por su parte, el  ingeniero Santiago Sacerdote, vicepresidente de Asuntos Tecnológicos, señaló que esta colaboración es parte del nuevo modelo asociativo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. En este ámbito, “las empresas privadas y el sector público delinean cuáles son los objetivos y cómo pueden alcanzarlos, compartiendo los beneficios de la investigación y sus importantes resultados como la aplicación de tecnología, la contratación de recursos humanos especializados y las inversiones nacionales”, expresó. Además, invitó a la CAB a “formar un comité consultivo para la evaluación de proyectos y su potencial transferencia tecnológica”.

En este sentido, se analizó el crecimiento sostenido del organismo público y su consolidación como referente científico en la región. En los últimos diez años, logró incrementar su presupuesto anual de 230 millones de pesos a más de 3.000 millones de pesos en el 2013. También amplió a 200 la cantidad de unidades ejecutoras, que llevan a cabo los proyectos de investigación, lo que le permite contar hoy con más científicos y desarrollos con capacidad de transformarse en innovaciones tecnológicas.

El presidente de la CAB, Alberto Álvarez Saavedra, afirmó que “esta nueva vinculación entre la CAB y el CONICET brinda una oportunidad única al país en el ámbito de la biotecnología, ya que permite afianzar un modelo público-privado que incorpora sinérgicamente las necesidades estratégicas del país, las empresas y la sociedad en su conjunto”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí