LA CONSULTA CON ESPECIALISTAS ES CLAVE |

Depresión: ¿por qué a veces no se diagnostica?

A causa del estigma que provocan las enfermedades mentales en la sociedad, los pacientes suelen concurrir a médicos generalistas. Con sólo 15 minutos, es difícil detectar el cuadro. Ante cualquier sospecha, se sugieren visitas más largas o entrevistas de seguimiento.

A pesar de que el 20% de los adultos puede sufrir de depresión en algún momento de su vida, muchos de ellos no recurren a un médico especialista dado el estigma que aún persiste en la sociedad asociado a las enfermedades mentales. Es común que consulten a un generalista y no siempre son diagnosticados correctamente.

 

Recientemente la revista médica Lancet, publicó los resultados del análisis de 41 estudios de investigación realizados en países desarrollados en 50.000 pacientes con síntomas de esta dolencia que consultaron a médicos generalistas. Solo la mitad de los casos fueron detectados y, por el contrario, se diagnosticó depresión erróneamente en un 19% de individuos sanos.

 

Estos resultados son preocupantes porque el cuadro es muy debilitante para el paciente y sus familiares. Asimismo, la enfermedad posee un costo social muy alto, ya que promueve el ausentismo laboral, la pérdida de productividad y mayores gastos médicos para tratar  padecimientos asociados como insomnio y ansiedad, entre otros. Por otro lado, los individuos con un diagnóstico erróneo en ocasiones son tratados con antidepresivos, lo que genera un gasto innecesario y posibles efectos adversos.

 

Uno de los motivos que puede llevar a este error es el tiempo acotado de la consulta médica, ya que es difícil que un paciente pueda relatar sus dolencias en tan sólo 15 minutos. También se puede atribuir a criterios muy amplios y poco específicos como cansancio o inseguridad.

 

En la actualidad, la Asociación Americana de Psiquiatría está corrigiendo el manual diagnóstico de trastornos mentales para precisar sus criterios con mayor precisión. Se espera que esté disponible para el año 2012.

 

Los autores del estudio concluyen que los médicos deben otorgar consultas más prolongadas a los pacientes en los cuales sospechan depresión, o programar entrevistas de seguimiento. Se recomienda a las personas con factores de riesgo para la enfermedad, como antecedentes familiares, vivencia reciente de eventos estresantes o el padecimiento de alguna enfermedad crónica, que busquen atención especializada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí